mateos abarca

Todo ha cambiado. La prensa no es lo que era y nunca volverá a serlo. Los datos y los números mandan con ecuaciones cada vez más complejas de impactos, análisis y cruces de datos. El papel se ve acorralado y sólo una minoría lo compra y lee con atención, la generación de mayor edad. Los segmentos de mercado se perfilan como fronteras digitales en una guerra de trincheras dinámica.

En el mundo editorial -y en todos los sectores- los dispositivos móviles, ya sean smartphone o tabletas digitales, aumentan cada mes su uso entre los lectores para captar información. La tableta digital volvió a ser protagonista de este crecimiento en el 2014, al aumentar su índice de penetración 14 puntos respecto al 2013 (Del 43% al 57%), el smartphone llegó al 87%, desacelerándose su crecimiento, tal vez por la saturación de terminales en el mercado.

El peso de las razones

Juan Pablo Mateos Abarca

Y es que los españoles son creativos, emprendedores e impetuosos. Desde las conquistas hasta los más atrevidos inventos, muchas veces explotados por otros o renombrados por culturas mas ávidas de fama, beneficios e historia que sobrantes de talento e iniciativa. El genio se nos escapa de nuevo entre los dedos, pensamos que invertir en investigar, en nuevas formas de hacer las cosas, es tirar el dinero. Lo fácil es invertir en repetir hábitos o mantener sistemas heredados. Así nos va.

Los formatos electrónicos se han estandarizado a la hora de ser ofertados sobre terminales digitales de lectura. Las grandes diferencias se basan en la eficacia de navegación, el color, la rapidez de acceso, la usabilidad y la compatibilidad. Cuando un editor convencional se enfrenta al dilema de digitalizar sus libros, se pregunta qué formato le resulta más útil para penetrar en el mercado digital. Tenemos varios modelos, cada uno con sus ventajas e inconvenientes.

Enric Bastardes, de la Federación de Sindicatos de Periodistas, afirma que “todos quisieron ser Murdoch por un día”, esa es la frase que resume el periodo de grandes ganancias en el papel prensa. Las revistas, los periódicos, las agencias, entraron en una vorágine de beneficios que se basaba en carencias tecnológicas y reiteración de sistemas centrados en la pasta de corteza de árbol. A falta de tecnología y exceso de dinero en circulación, el periódico o la revista eran un gasto asumible por cualquier familia de clase media o pequeña empresa hostelera.

Se ha escrito, y mucho, sobre el lanzamiento del nuevo kiosco virtual auspiciado por Vocento y Prisa, al que se han unido otras editoriales de importancia. Se trata de una iniciativa que pretende, por fin, sentar las bases de un mundo que empiece a consumir menos papel. El éxito del proyecto vendrá avalado por premisas que permitan, uniendo intereses, separar negocios y desarrollos.

Un nuevo puesto editorial, independiente, audaz y dinámico, el Community Manager, ha surgido entre las olas de la Red. Puede poner una empresa desconocida en boca de todos, transmitir un mensaje entre millones de páginas y hacerlo brillar con luz propia o dar una noticia exclusiva que rompa el mercado de contenidos por unos días, encumbrando una cabecera o marca y adelantando por la derecha a cualquier medio de mayores dimensiones.

El conglomerado de editores, distribuidores y puntos de venta desarrollado durante el siglo XX no hacía pensar, hace menos de diez años, que un concepto así – quiosco virtual- sería barajado por los grandes grupos editoriales de forma tan decidida. Sin embargo, ya se ocupan posiciones sobre dónde hay que estar, con qué sistemas se puede contar y cómo vender los periódicos y las revistas durante las próximas décadas.

Google Play y App Store se igualan desde abril de 2013 en número de aplicaciones descargadas: más de 4.000 millones mensuales entre ambas market place

Cada segundo 800 Apps son descargadas desde App Store

Mucha gente las utiliza, juega con ellas, se entretiene, se informa sobre sus smartphones y tabletas digitales; pero, realmente ¿Cuál es el concepto de una aplicación descargable sobre una tienda virtual mundial bajo un sistema operativo propio, ya sea abierto o cerrado? La pregunta, que puede resultar baladí, encierra en su interior toda la esencia del nuevo paradigma de uso colectivo de dispositivos móviles de pequeña y gran superficie de pantalla.

Apple incorpora, en su nuevo sistema operativo 5.0 para iPhone e iPad, una aplicación que hace las veces de quiosco virtual sobre el escritorio. La plataforma, dados los buenos resultados obtenidos por CondeNast, por ahora oferta publicaciones en inglés y algún elegido en español, más por repercusión que por la calidad técnica del desarrollo (revista Real Madrid). Pero veamos cuáles son sus características, carencias y cualidades más relevantes:

Los editores buscan fórmulas para que el negocio de venta de sus publicaciones sobre tabletas digitales signifique ingresos a corto-medio plazo. Es un mercado emergente con la segura llegada de su masa crítica en pocos meses. Más de 25 millones de iPad esperan su oportunidad. 160 millones de usuarios registrados en AppleStore, listos para comprar, desean un sistema sencillo de lectura, policromático y multimedia. Las fórmulas son variadas, pero podemos comentar algunas:

La vista, esa necesidad de atisbar la realidad en todos sus matices, ocupa un espacio fundamental en la definición de los formatos. Actualmente el posible cansancio ocular sobre tabletas digitales provoca en los usuarios desazón y distancia para estar leyendo durante horas ante cualquier terminal innovador, exceptuando los Ebook, que sólo ofrecen una escala de grises y blanco y negro, insuficientes en la era de la holografía.

Joicho Ito, director del Mit Medialab, afirma que la innovación es la base de la evolución en Internet. La obviedad tiene peso viniendo de quien la declama: cada cinco años, uno de sus proyectos cambia por completo el panorama virtual. Éste ejecutivo joven, sin titulación universitaria, ha sido puesto al mando del laboratorio de ideas digitales más importante de EEUU. Con un pequeño presupuesto de 232 millones de euros, los proyectos de Medialab revolucionan la Red.

Ya se han vendido 25 millones de IPAD en el mundo, las previsiones son 294 millones en 2015. En 2010 se demandaron 10 millones. La presencia de estos dispositivos marca un antes y un después del dispositivo portátil de gran superficie. Sus capacidades, siendo menores a las de un portátil clásico, son táctiles, sencillas de usar y cubren la demanda de un usuario masivo.

Sale a subasta el piano de John Lennon en el portal “eOffer” . Se trata de un Steanway que podría tener un millón de euros de precio de salida. Lo interesante del piano en cuestión es que se compuso con él la canción “Imagine”, una de las más tarareadas del siglo XX. El caso es que “imaginar” es fácil y más en estos tiempos editoriales convulsos. Imaginemos que los grandes grupos editoriales españoles se ponen de acuerdo…