El Community Manager: marketing innovador en las redes sociales

El Community Manager: marketing innovador en las redes sociales

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h

Un nuevo puesto editorial, independiente, audaz y dinámico, el Community Manager, ha surgido entre las olas de la Red. Puede poner una empresa desconocida en boca de todos, transmitir un mensaje entre millones de páginas y hacerlo brillar con luz propia o dar una noticia exclusiva que rompa el mercado de contenidos por unos días, encumbrando una cabecera o marca y adelantando por la derecha a cualquier medio de mayores dimensiones.

Intuir un puesto así era complicado en el cercano pasado, la red social se consideraba para adolescentes, juguetones de la red, avispados que requerían una relevancia social que no obtenían en su vida real y creadores de rincones de decenas de amistades efímeras, sin contenido o con vínculos familiares y de amigos "reales".

Ahora las reglas han cambiado, una empresa que no está en la Red Social es menos conocida y su capacidad de comunicar se disuelve en Internet. Los empresarios se han dado cuenta y quieren un ámbito de producción diferente, donde ofrecer su escaparate sin perder audiencia en sus medios. Facebook y Twitter suelen ser sus bases de operaciones. Algunos, de nuevo se retrasan. Estar en Twitter o Facebook será una necesidad equiparable a estar en Internet. Los buscadores genéricos encuentran la empresa con multitud de informaciones sobre ella.

Los community manager tienen tres rangos, cada uno con sus capacidades y campos de acción:

Activador: requiere una cualificación media, suelen ser de agencias de comunicación y su cometido es estimular la relación con el cliente desde el ámbito de la red social, integrando contenidos con rapidez y haciendo de transmisor-receptor de los deseos del cliente.

Estratégico: se trata de un puesto que no se dirige al consumidor final, requiere potenciar servicios y ofertas y mantener el peso de la marca en las situaciones de conflicto, crisis o dificultades, y aumentar su empuje en una atmosfera de bonanza y beneficios. El puesto es delicado y requiere un especialista en estos medios, pues cada mensaje dará la imagen de la empresa y puede provocar una elevada respuesta. A su vez, dirige y gestiona campañas SEM y SEO siendo importante para el posicionamiento de la compañía.

Finalmente, el Operativo; éste puesto se adapta a las necesidades del plan de marketing y debe “mantener” el perfil de la empresa actualizado y vinculado a los medios o compañías que gestiona. Su capacitación será menor que los anteriores, ya que es un complemento, no la base de una estrategia global, dirigiendo audiencia o clientes potenciales a la empresa matriz.

Como en muchas nuevas profesiones, su necesidad se ha magnificado, aunque es cierto que es un apoyo indudable a las acciones de la empresa y, en algunas de ellas, no muchas en la actualidad, adquiere una importancia clave.

También existen otros nuevos puestos que se han añadido al sector editorial en particular, y a las empresa “off” en general, todos ellos enmarcados en el marketing digital, que incluye desde mecanismos de fidelización CRM hasta envío de boletines o mantenimiento y gestión de plataformas web y control de redes sociales particulares, que permiten una mayor segmentación y trabajo de networking productivo.

La separación de los departamentos se produce sobre todo por edad, los más jóvenes suelen encargarse de tareas digitales, creándose una falla entre ambas generaciones que da lugar a situaciones no observadas en la empresa convencional, en la que la veteranía dentro de la compañía, en sí misma, era un grado. La Red Social de uso masivo y globalizador, no obstante y actualmente, no deja de ser un escaparate, no un negocio en sí mismo, excepto para quienes la crearon...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios