www.gacetadeprensa.com

La tecnología de la información aportó el 15,26% del crecimiento del PIB entre 1995 y 2002

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) aportaron el 15,26% del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) español entre 1995 y 2002, y el 65,74 por ciento del avance de la productividad del trabajo, según el primer estudio de la Fundación BBVA sobre el impacto de las tecnologías en la economía.
Según el informe, aunque las tecnologías han provocado una transformación sustancial en numerosos aspectos de la sociedad, su repercusión en la economía española no se aprecia todavía. Además, España no ha desarrollado un gran sector productor de tecnologías, que es el “genuino” introductor del progreso técnico y el que experimenta mayores mejoras en la productividad.

El grado de penetración en la economía española de los bienes tecnológicos todavía se encuentra lejos de los países más avanzados, debido a que la población y el tejido empresarial tardaron en estar preparados para asimilar las nuevas técnicas.

En 2003, el 70 por ciento de la población española admitía no saber utilizar instrumentos y equipos tecnológicos y el 50 por ciento desconocía el uso de los ordenadores. La utilización de estos avances depende "sobre todo" del nivel de estudios del usuario. En este sentido, el informe demuestra que en 1985 más de la mitad de los españoles no tenía más que estudios primarios o era analfabeto. En la actualidad, este porcentaje se ha reducido hasta el 19%. Casi el 90% de los licenciados ha utilizado el ordenador en los últimos tres meses, frente al 10% de las personas con educación primaria.

Sólo hay, según el estudio, dos países en la UE en los que un mayor número de personas admite que no sabe utilizar un ordenador. Este es el caso de Portugal y Grecia, donde un 66% y un 63%, respectivamente, no tiene los conocimientos suficientes para usar uno de estos equipos.

Matilde Mas destacó la importancia de que la inversión española en tecnologías en 2000 fue menor que la de Estados Unidos en 1980 y subrayó que en 2002, el número de ordenadores personales por habitante en España era de 0,2, frente al 0,65 en Estados Unidos y el 0,32 en la Unión Europea.

El estudio recomienda a las empresas acelerar el ritmo inversor tecnológico, intensificar la innovación tecnológica, reorientar la actividad hacia sectores más tecnológicos y aprovechar las ventajas de una población más cualificada. También aconseja a las Administraciones Públicas, procurar un entorno que favorezca la mejora en empresas y hogares, utilizar su relación con los ciudadanos para impulsar las tecnologías y fortalecer los sistemas educativos y de innovación en el uso de las tecnologías.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios