www.gacetadeprensa.com
Diarios gratuitos: un primer balance

Diarios gratuitos: un primer balance

Por Miguel Ormaetxea Fuente: www.periodistadigital.com

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Los diarios gratuitos, lanzados esencialmente por los suecos y noruegos, son una revolución y un desafío hacia los periodicos tradicionales. Están logrando muy altas audiencias y arañando lectores a los de pago, pero su rentabilidad se está demostrando problemática. Un primer balance de lo sucedido en Francia resulta elocuente.
El diario económico galo "Les Echos" (14-15.febrero) publica un extenso análisis con el resultado de "Metro" y "20 Minutes" algo más de un año después de su lanzamiento.
La lucha para conseguir lectores y hacer frente a la viva oposición de los editores tradicionales ha sido muy dura, pero "20 M" ha alcanzado los 1,2 millones de lectores y "Metro" un millón, situandose entre lo más leidos de la capital francesa, sólo por detrás de "Le Parisien", pero por delante de "Le Monde", "Le Figaro" o "L'Equipe". Esencialmente, han conquistado un público que no era lector de diarios. París ha pasado de una tasa de población mayor de 15 años lectora de diarios del 40% (una de las más bajas de las capitales europeas) a más del 50%, lo que no sucedía desde 1982. Han arañado mil ejemplares a "Le Parisien" y 3.000 a "Liberation", que ha visto como sus ventas en quiosco en la capital sufrían una merma del 10% el pasado año. Pero la facturación publicitaria lograda por los gratuitos el pasado año ha estado muy por debajo de las expectativas, a pesar de haber aceptado descuentos del 70% y del 80% en sus tarifas y hasta encartes gratuitos. La cuenta de resultados de las dos cabeceras el pasado año arroja pérdidas de 14 y 15 millones de euros, para una facturación en torno a los cuatro millones de euros. Fuera de Francia, la sueca "Metro" ha cerrado en Berna, Basilea, Zurich y Newcastle y "20 M" ha echado la llave en Colonia. La conclusión por ahora es que los gratuitos fracasan allí donde la prensa diaria no alcanza una cuota del 50% al 60% en la tarta publicitaria de los grandes medios de comunicación. Ese es el caso de Francia (y el de España).
En términos generales, los gratuitos están demostrando ser un revelador de las debilidades de la prensa tradicional, caros, clónicos, aburridos, reiterativos, adormecidos, con demasiada frecuencia. Es pronto para sacar conclusiones definitivas y la batalla económica está aún en el aire, pero los diarios de pago harían bien en replantearse sus estrategias, sus precios, sus políticas editoriales tendentes a abaratar costes sobre la espalda de redacciones cada vez peor pagadas y dotadas, con una merma de calidad que les va aproximando a sus denostados competidores gratuitos, en una política un tanto suicida a largo plazo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios