www.gacetadeprensa.com

“El País” releva a Malén Aznárez como Defensora del Lector

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Tras dos años en el cargo la periodista abandona su puesto haciendo un balance de su paso por esta figura periodística. En un editorial publicado por el periódico el pasado domingo, Aznárez reflexionó sobre el papel del defensor en los medios y sobre la coyuntura sociopolítica actual.
‘Ha llegado el momento, tras dos años como Defensora del Lector, de decirles adiós. Ha sido un bienio plagado de acontecimientos periodísticos, la guerra de Irak, los terribles atentados del 11-M en Madrid, el cambio de Gobierno en España, el gran maremoto de Asia...’. Con estas palabras decía adiós el pasado domingo 23 de enero Malén Aznárez a los lectores del periódico generalista “El País”. Como manda la tradición y los estatutos del rotativos, dos son los años que un periodista puede ejercer el puesto para evita la saturación del mismo.

En la columna de despedida Aznárez define su paso como ‘una etapa que también ha resultado decisiva para la credibilidad de los grandes medios de comunicación, que han salido bastante malparados de tales eventos, a lo que hay que sumar el imparable aumento de la prensa gratuita y la fabulosa expansión y competencia de Internet. Resultado, una crisis sin precedentes’.

En este sentido, analiza el papel de los medios afirmando que ‘Simplemente el público desconfía de periodistas y periódicos. Lo contaba hace unos meses Javier del Pino en este periódico: los grandes medios de comunicación estadounidenses han perdido la confianza de sus lectores en la objetividad de la prensa que ha descendido hasta cifras alarmantes. Bastante lógico si tenemos en cuenta los escándalos confesos por información inventada o no contrastada de los diarios “The New York Times” y “USA Today” y de la cadena televisiva CBS, que han conllevado el cese de un número importante de sus correspondientes directivos’.

Pero para la periodista, la crisis de los medios escritos ha llegado también ha Europa ‘La mayoría de los países europeos, con Francia a la cabeza, se encuentran inmersos en una pérdida acelerada de lectores de prensa que ha afectado con fuerza a los diarios de referencia, y ha hecho desaparecer otras cabeceras menores’, afirma.
‘En estos dos años, he de confesarlo, me he enfrentado al periódico de una forma nueva. He llegado a comprender muy bien la indignación de los lectores ante las reiteradas faltas de ortografía -el gran fracaso de todos los Defensores, según Jesús de la Serna, el segundo ombudsman que tuvo este periódico- y los fallos, de todo tipo, que tantas veces los periodistas minimizamos’, señala Aznárez. ‘He asistido al nacimiento de un nuevo lenguaje periodístico relacionado con el auge del islamismo; he asumido como propia la frase que tanto repiten los lectores, "si en esto, de lo que entiendo un poco, dicen ustedes tantas barbaridades, me pregunto qué harán con las informaciones que no controlo"; he podido apreciar cómo nos saltamos alegremente el obligado Libro de estilo -cosa verdaderamente grave cuando se trata de titulares- y también cómo racaneamos a la hora de rectificar’.

Además se refiere al descrédito de la profesión y a como ‘los lectores de “El País”, en general, parecen en estos tiempos de descrédito para la profesión mucho más interesados en la forma que en el fondo de nuestras informaciones. Y aunque entiendo que la forma es esencial en nuestro oficio -imposible obviar la estrecha relación entre ética y estética- no puede hacernos olvidar el fondo. Y hay ocasiones en que los árboles nos pueden tapar el bosque’.

Por último hace referencia al fenómeno de las blogs al que define como ‘nuevo periodismo’, ‘que mezcla con pleno descaro, y jactándose de ello, información, opinión, rumores y fantasías’. ‘No está de más recuperar la fórmula de Kurtz, tan vieja como el buen periodismo y en plena vigencia’ concluye.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios