La agenda Qtek 9100 que han recibido los diputados.
La agenda Qtek 9100 que han recibido los diputados.

La agenda de sus señorías

Elmundo.es

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Nuestros excelentísimos diputados han recibido un nuevo gadget, una PDA teléfono con la que, teóricamente, pueden trabajar desde cualquier parte, lo cual está muy bien porque la gran mayoría suelen estar en cualquier parte menos en el congreso, que es donde uno supone que deberían estar.

El problema es que es muy probable que este dispositivo acabe en las manos de sus hijos, de sus primos o simplemente en el cajón del despacho después de unos días. Desde que empecé a escribir de tecnología he visto a los miembros de la cámara baja recibir ordenadores portátiles, ordenadores sobremesa, teléfonos con videollamada y varias agendas electrónicas. Todos iban a acercar su labor al ciudadano, todas iban a agilizar los trámites del día a día. Pero todo sigue igual. Como ciudadano, no he notado ningún cambio, al menos no uno a mejor.

Hay ejemplos loables, diputados que aman la tecnología o que entienden que es un buen medio para hacer cosas diferentes, nuevas, más cercanas o atractivas. Hablo de los pocos valientes que se han atrevido a hacer un blog o montar una página web. Lamentablemente se cuentan con los dedos de una mano. El plan de digitalización del congreso está lleno de buenas intenciones pero, como dice el refrán, también lo está el camino hacia el infierno. 15 millones de euros no muy bien invertidos.

Por lo pronto esta agenda que acaban de recibir, la Qtek 9100, viene con recortes. Se supone que puede conectarse a redes inalámbricas pero los responsables han optado por no poner una red inalámbrica en el congreso por motivos de seguridad. El senado, sin embargo, sí que tiene una, no entiendo muy bien por qué la seguridad es suficiente para uno y no para el otro. Tampoco incluye soluciones de correo push -recepción instantánea de correos-, a pesar de que son bastante fáciles de implementar y están al alcance de cualquier organización de tamaño medio o incluso particulares con cierta maña y ganas de probar. A esto hay que añadir las escasas explicaciones sobre la elección de Windows Mobile sobre otros sistemas operativos, como Symbian o Linux. Dicen los responsables que les habría obligado a "diseñar aplicaciones más complejas". Me resulta difícil de creer. Bastaba con decir que en el mundo de la PDA Windows se ha convertido, también y por desgracia, en prácticamente la única alternativa. Si sus señorías usan Windows en el escaño, en el portátil, en el despacho… ¿por qué van a llevar en sus bolsillos algo diferente? Justo el razonamiento que se necesita hacer desde las administraciones públicas para tratar de romper la situación de monopolio de una empresa y favorecer el desarrollo de aplicaciones locales sobre plataformas de software libre, ¿no?

La agenda tiene, además, una pantalla táctil de 2,8 pulgadas, cámara web de 1,3 megapíxeles, Bluetooth clase 2 y una memoria de 128 MB. Un poco corta, aunque puede ampliarse con tarjetas MiniSD. Bajo la pantalla se esconde un teclado QWERTY de diminutas dimensiones y de comodidad relativa. Todo en 160 gramos. Una pequeño lujo, vamos. Esperemos que, contra todo pronóstico, esta vez sus señorías consigan hacer algo útil para la sociedad con ellas. Después de todo las hemos pagado nosotros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios