El Periodismo de Investigación, pura quimera (Parte II, de II)

José Manuel de Pablos // Fuente: www. razonypalabra.org.mx

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La filosofía de la gran empresa periodística, entregada al mercantilismo y a la influencia política, es incompatible con el periodismo de investigación. Investigación y análisis es un maquillaje, muy atractivo, pero sin la fuerza necesaria para desenmascarar los entresijos del poder.

Machacar al periodista de investigación
Javier Chicote señala varios factores tendentes a la marginación del periodismo de investigación en España, entre otros, la necesidad de dedicar en exclusiva a varias personas a las labores de investigación y las presiones externas que va a sufrir el empresario. Para los actuantes, su dureza y las presiones y amenazas directas que ha de sufrir. Hay otra más: el coste de los pleitos, de las denuncias que podrá afrontar.

Una persona que se siente afectado denuncia al periodista. La empresa se lava las manos: no va con ella. Por lo general, es así: la empresa asegura que la defensa es cosa del denunciado. El diario El Mundo es una de las escasas excepciones: como hay una intencionalidad política en su actuación, no deja abandonado al periodista-militante, pero no es la generalidad. Si no lo hiciera así, se acabaría el filón de redactores dispuestos a ejercer la ‘libertad de expresión’… que interesa a la empresa. Lo más normal es que la empresa no quiera saber del asunto. Puede suceder, incluso, que la denuncia llegue cuando ya el periodista no trabaja para esa compañía, después de un contrato-basura, de esos que acaban con el estado del bienestar.

La denuncia puede ser una idiotez, algo sin fundamento, que no intranquiliza mucho al periodista. No importa. Sirve al denunciante con segundas intenciones. “Tengas pleitos y los ganes”, dice un dicho gitano y verán por qué.

Aparece entonces el estado medieval residual en la España actual. El juez acepta la denuncia y se inicia el proceso, incluso aunque se vea con toda claridad que la denuncia no va a llegar a ningún lado. Al final, el juez absuelve al denunciado… pero no indica que las costas son por cuenta del denunciante.
De ese modo, el abogado defensor del denunciado pasa su minuta, su factura. Ésta es ‘móvil’, ‘maleable’: si el denunciado pedía 100.000 euros, la minuta es de tanto, por ejemplo, 3.000 euros; si reclamaba 200.000 euros, la factura sube, 6.000 euros, por ejemplo, casi nada, no en razón del mayor o menor trabajo ejercido: la minuta, quien de verdad la establece es quien denunció… Se pueden imaginar las trampas a que esto puede dar lugar.

Hay más: si el afectado entiende que el abogado ‘defensor’ se pasa, se opone a esa factura. Entonces, la España medieval de nuevo: el juez actuante escribe al interesado y le da un plazo breve. Paga la factura o le ‘jura’ su cuenta corriente. ¿Qué es eso de que le ‘jura’ su cuenta? Significa que el juez ordena al banco que pague al abogado directamente, sin que el propietario del dinero pueda oponerse. ¡Así da gusto ser abogado en España!: todos ricos, sin morosos posibles.

Lo peor viene después: la Federación Española de Asociaciones de la Prensa nada pueda hacer, nada hace: el periodista se ve solo, sin ayuda posible. En la España actual, los sindicatos de periodistas nunca han arraigado, como producto del sentimiento de clase noble que tiene la profesión. Los sindicatos siempre han sido cosas de la gente de talleres… Las asociaciones de la prensa son entidades figurativas, que envían una cesta por navidad, en ocasiones, o que cuentan con un brillante cuadro médico, diferente al de los demás mortales que también hacen el periódico. Cuestión de clase.

¿Quién va a hacer periodismo de investigación en ambiente tan medieval?

En la tesis comentada (p. 127), el autor habla con Carlos Estévez, periodista de investigación de la emisora televisual Antena 3. El tema era el 23F:

A alguien influyente no le gustó que por primera vez se apuntara hacia el papel ambiguo que pudo desempeñar la corona en el golpe. Las presiones no tardaron en llegar y el espacio se arrinconó en las horas marginales.

Este periodista es un caso típico del ‘síndrome Ciges’ (ib.):

Sufrí amenazas externas e internas. El problema es cuando amenazan a la familia. Las amenazas tienen dos fases. Una, cuando la empresa te abandona, te ahogan económicamente. Yo he gastado 72.000 euros (doce millones de pesetas) en mis juicios de mi bolsillo. Después, amenazas a mis hijas, a mi familia. A mí no me importaba, pero no hay día hoy en el que no vea al fondo de mi coche, en el que no tome unas precauciones. Hubo momentos en los que sí creí que peligraba mi vida, con alguna de las mafias, sobre todo (Entrevista con el autor).

El ‘negocio’ de la libertad
El problema, el gran problema, es que la información, matrimoniada con la libertad y con la democracia sin apellidos, es una amenaza para mucha de la basura que inunda la sociedad actual. Y esa basura tiene un precio muy elevado. Es mucho lo que está en juego. Si no fuera así, que alguien explique la razón, si la hubiera, por la cual la editorial Plaza y Janés, propietaria de un consorcio alemán, abonó 20 millones de pesetas (en torno a 124.000 euros) al periodista Jesús Cacho por un libro donde iba a hablar de tres personajes singulares: Juan Carlos de Borbón, Felipe González y Jesús (de) Polanco.

Al recibir la editorial los primeros capítulos de un libro que no reclamaba al autor, le dijo que “tendría que sacrificar el 50 % de los textos y me negué” (ib., p. 292). Cuando Cacho se negó, le dijeron que quedaba en libertad para publicarlo con otra editorial… sin reclamarle los 124.000 euros dados como anticipo2. Él lo cuenta de este modo: “Para evitar escándalos, ellos me dieron la propiedad del libro y me quedé con el dinero del adelanto. Creo que fueron unos 20 kilos y la propiedad de lo escrito”.

Se pueden imaginar ‘el negocio de la libertad’ y cómo el periodismo de investigación le puede afectar, en tiempos en los cuales el periodismo es ha convertido, Dan Rather, ya jubilado, dixit, en un periodismo servil.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios