www.gacetadeprensa.com

Fe de erratas: el artículo del 3 de septiembre “Un Fobaproa para los medios” se refiere a los medios en Méjico, NO en Argentina como afirmaba el antetítulo

En la línea de ensamblaje

Fuente: www.horadecierre.com

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Casi un siglo después de la industria del automóvil, los diarios impresos han comenzado a beneficiarse de las ventajas de una línea de producción automatizada
La automatización de las plantas de producción es una inversión que cada vez está siendo más considerada por los administradores de periódicos, por las múltiples variantes que ofrece para la reducción de costos, desde los ahorros en mano de obra, hasta la mejor preservación y utilización de los insumos.
Los analistas en Estados Unidos sostienen que la tecnología de la línea de ensamblaje, largamente utilizada por otras industrias, en especial la del automóvil, ahora está siendo aplicada a la producción de periódicos.
Un caso típico es el nuevo centro de producción del diario The Kansas City Star, en el estado de Missouri, construido a un costo de casi 200 millones de dólares. Las restricciones del espacio, en el centro de la ciudad, obligaron a los diseñadores a concebir un ambiente de producción de varios niveles que requiere equipo de transporte de materiales almacenados para suplir a la sala de impresión o a la sala de posprensa.
La firma HK Systems ensambló en el Star un sistema automatizado para el almacenamiento de papel y la alimentación de cuatro rotativas KBA.
Mejor utilización del papel
En Europa, este tipo de diseño para la producción de periódicos se ha popularizado en los últimos 10 años. Un buen ejemplo es la planta de producción principal del diario español El País que prácticamente esta automatizada, desde la prensa hasta la puerta de los camiones repartidores.
En el caso del Star de Kansas City, los arquitectos se esforzaron en construir un ambiente de trabajo vertical que, en general, concede mayor flexibilidad al periódico que, en promedio, circula 295.578 ejemplares los días de semana y 377.765 los domingos.
Una de las ventajas adicionales del sistema automatizado es que permite a los analistas y contadores un mejor seguimiento de la calidad y la utilización de los rollos de papel que alimentan a las rotativas.
El manejo con forklifts de estos rollos a menudo produce daños y limita el porcentaje de utilización real del mismo, obligando a paradas de la prensa más frecuentes y costosas.
En el caso del Star, su información será compartida con la de todos los demás periódicos de la cadena Knight Ridder.
El nombre dado en inglés a estos nuevos sistemas de administración de recursos para la impresión es Automated Sending and Retrieving Systems (ASRS) y, sin duda, integra con rapidez y eficiencia la bodega de almacenamiento de papel con la impresión directa.
Otro caso de estudio es The Omaha World-Herald de Nebraska, el cual inauguró hace menos de dos años su nueva planta de 125 millones de dólares, denominada como The Freedom Center.
En ese lugar, la firma MAN Roland Inc. ensambló un sistema Aurosys que permite alimentar con papel a sus rotativas Geo MAN y, en la misma línea de producción, permitir el empaquetado de los diarios para su distribución.
Los rollos de papel llegan al periódico en carritos de tren y, junto a otros productos, como los paquetes de preimpresos para ser insertados en el producto principal, se almacenan. Tres grúas automatizadas colocan los rollos y los paquetes en estantes de hasta 10 metros de alto que soportan hasta 4.200 rollos de papel y pallets de preinsertos.
Cuando se necesitan los rollos, se transportan a través de un túnel de 60 metros de largo que atraviesa una calle del centro de Omaha, hasta las insertadoras de las rotativas.
Después de la impresión, las empaquetadoras con cintas a presión y los rodillos distribuidores se encargan de poner el producto final en los camiones repartidores.
La directora de Producción del World-Herald, Kristy Gerry, declaró recientemente que quizás el beneficio más impactante logrado a través del sistema automatizado es la reducción de los desperdicios debido al mal manejo de los materiales.
“El desperdicio que resulta del transporte y el manejo es ahora casi inexistente”, aseguró la ejecutiva.
Mejor control de inventario
Los inventarios de papel, por ejemplo, proveen ahora a los contadores y auditores de una mejor y más actual información, sin involucrar a personal a cargo de llevar el control de verificación de las existencias.
“Ellos confían por completo de la base de datos”, aseguró Gerry. También dijo que, adicionalmente, durante el primer año de trabajo automatizado se han analizado otras opciones para permitir al periódico acortar el tiempo de su fase de producción.
El director de Producción del diario The Post-Standard de Syracuse, Nueva York, Mike Stern, sostiene que los periódicos han comenzado a considerar con seriedad los beneficios que se derivan de la automatización del sistema de almacenaje y de alimentación automática de las rotativas.
“Estamos ante la oportunidad de seguir el ejemplo de otras industrias en las que, el usuario al final de la línea de ensamblaje, espera que los suplidores le entreguen lo que necesitan con poco tiempo de aviso y, de esa forma, se minimizan también los costos de almacenamiento”, aseguró Stern.
El editor en jefe del periódico Newspaper and Technology, Chuck Moozakis, sostiene que otras industrias se han beneficiado durante mucho tiempo de este tipo de tecnología, en especial la del automóvil, en donde el concepto de entrega a tiempo de las piezas es vital para todo el proceso a través de la línea de ensamblaje.
Los fabricantes de este tipo de equipo creen que la industria de los periódicos apenas está comenzando a reconocer los beneficios de la automatización tras décadas de mostrar cierta indiferencia.
Mejor control de los materiales, una información más exacta del consumo de esos materiales y un producto final de mejor calidad son sólo algunas de las ventajas que estos sistemas ofrecen. También los sistemas automatizados permiten un mejor control de las rupturas de bandas de impresión y, mediante el análisis de la información que provee, ese tipo de atraso en la impresión puede ser minimizado.
Una flota de robots
Otro diario estadounidense que inauguró su nuevo plantel de 50 millones de dólares en febrero, The Knoxville News-Sentinel, de Tennessee, informó que gastó lo más que pudo en automatización, incluyendo un sistema Aurosys de MAN Roland Inc.
Una de sus adquisiciones fue el sistema NewsPal de GMA Inc., el cual recoge los paquetes de periódicos recién impresos, atados con cuerdas, los deposita en una máquina para envolver y, de allí, completamente asegurados, una grúa coloca a los periódicos en los camiones repartidores.
Esta es la primera vez que este tipo de configuración se utiliza en Estados Unidos, lo mismo que el sistema de inserción SLS-3000, también de GMA, que automáticamente controla el flujo de periódicos que sale de la prensa, para recibir los insertos pre impresos.
“Todo está completamente computarizado y estará conectada a un sistema de información gerencial”, afirmó el director de Operaciones del News-Sentinel, Ted Milligan.
Cuando esto ocurra, en los próximos meses, ese rotativo podrá incluir en una misma base de datos todo lo relacionado a su impresión, su empaquetado y su contabilidad.
Pero no sólo los sistemas avanzados de automatización, como los ASRS están de moda. Muchos periódicos están invirtiendo en distintos grados de automatización.
El conglomerado Singapur Press Holdings, que edita más de una docena de periódicos, con más de 2,5 millones de suscriptores, está instalando un sistema de 34 vehículos automatizados SGV, dirigidos por rayos láser, para trasladar rollos de papel periódico entre dos plantas de producción de impresos.
Estos vehículos permitirán a la empesa compactar su fuerza laboral y, a la vez, garantizar una entrega consistente y a tiempo de los rollos en los talleres de impresión.
Estos robots vehiculares tendrán a su cargo la entrega de papel en dos talleres, uno compuesto por cuatro Goss International Coroliners con capacidad de 48 rollos y, el otro, integrado por cuatro KBA Commanders, con capacidad de 24 rollos.
The New York Times encargó varios vehículos SGV, según lo informamos en Hora de Cierre hace un año.
Muchos periódicos optan por acoger esta tecnología en vez de los procesos automatizados más extensos como los ASRS. Lo importante es comprender que la automatización representa un proceso de aprendizaje continuo de parte de la empresa periódística que la adopta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios