www.gacetadeprensa.com
Menos Siempre Es Más

Menos Siempre Es Más

Por Mario R. García

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Siempre he observado con mucha atención y, por qué no decirlo, admiración en el desarrollo del diseño periodístico en varios países, como por ejemplo Alemania, Argentina, Brasil, Italia, Francia, Estados Unidos y España por nombrar sólo los que más rápido vienen a mi memoria. Y mirando la evolución que ha tenido el diseño editorial a lo largo de las últimas décadas, este es un buen momento para evaluar la trayectoria que hemos seguido en el campo del diseño de diarios, mientras nos atrevemos a dar un vistazo al futuro.
No cabe duda de que regresamos a nuestras raíces; esto es algo así como un acto de contricción. Todos los que diseñamos diarios hemos sido culpables de ciertos excesos visuales. Pero al reflexionar detenidamente, el diseño de diarios está cambiando drásticamente, y esto será algo muy favorable, porque no cabe duda que vamos hacia un enfoque de diseño más minimalista en la manera que presentamos las noticias. Esto es el resultado de varias circunstancias históricas.
Cuando los diarios empezaron a rediseñarse, trataban de exponer todo lo que las nuevas tecnologías les permitían hacer. Hemos visto por lo tanto una serie de experimentos visuales que sirvieron bien a los diarios de su época, pero que en estos días no funcionan correctamente. Tanto no se adaptan a los tiempos que corren, que los diarios en los cinco continentes se rediseñaron, y se volvieron a rediseñar y se volverán a rediseñar, tal vez en unos cuantos años. No muchos.
Vimos el uso de fotos más grandes, tipografías más atractivas, y, principalmente, el uso de infografías que eran verdaderas obras de arte. Al mismo tiempo, con una tecnología que nos permitía hacer casi todo, empezamos a incorporar docenas de elementos visuales en cada página. Apenas aparecían tres párrafos de texto enseguida se interrumpía con citas, segundas lecturas, íconos o cualquier otro elemento gráfico, sin que hubiera necesidad.
Hemos hecho todo lo posible para evitar masas de texto. Muchas de estas técnicas fueron, y continúan siendo, eficientes como métodos para acelerar el proceso de lectura. Pero muchas se convirtieron en excesos, no más que herramientas de diseño, mal utilizadas por diseñadores.
A fines de la década de los noventa, hace su debut Internet y aparecen los diarios electrónicos. Un número mayor de lectores comienza a leer diarios on-line. Y, aunque no sabemos mucho aún sobre la conducta de este usuario, sí estamos concientes de que hay algunas influencias de los diarios on-line que han empezado a ingresar en el diseño de diarios impresos; la más importante sin duda el uso de los sistemas de navegación, que hacen la lectura del diario más fácil, amena y mejor organizada.
El diseño de diarios digitales se basa en: máxima funcionalidad, organización de contenidos y simplicidad por sobre estética. Esto es lo que esperan los usuarios. Y aquellos diseñadores de diarios impresos que observan esto, se dan cuenta de que no es una mala idea seguir estas mismas pautas en sus páginas.
Tenemos que eliminar las páginas congestionadas. Tenemos que contemplar lo que hacemos y abandonar los excesos de las últimas décadas. Por lo tanto, el diseño de diarios hoy pone énfasis en lo simple y en crear un ambiente más relajado y amigable para el lector.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios