www.gacetadeprensa.com

Los medios británicos apuntalan su posición en Internet

Mediabriefing.com

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
En las últimas semanas han coincidido varios movimientos de medios británicos de primera fila en relación con sus versiones en Internet que revelan la preocupación por activar su presencia en este soporte y por movilizarse en busca de recursos. La consolidación del medio, la reafirmación de las posibilidades del negocio digital y la expansión de la marca son algunos de los objetivos de estas apuestas.
Unos movimientos que, aparte de reflejar determinadas políticas empresariales, obedecen a una realidad: el público británico cada vez confía más en Internet como medio de comunicación en detrimento de los medios impresos tradicionales.

Al menos esto es lo que revela un reciente estudio (disponible en PDF) realizado por la Office of Communications sobre la relación de los ciudadanos con los medios de comunicación.

En el apartado de noticias se indica que la máxima confianza respecto a la información la tienen los noticieros de televisiones radicadas en Gran Bretaña y los canales informativos 24 horas. En segundo lugar se sitúa la radio y en el tercer peldaño está Internet, un medio de confianza para dos tercios de los encuestados. Ha desbancado de ese puesto a la prensa, aunque se dan significativas diferencias entre unas cabeceras y otras.

La preocupación por estos datos se puso de manifiesto recientemente en la conferencia sobre medios digitales organizada por el diario Financial Times, en la que además se expusieron algunas de las estrategias que seguirán los grandes actores mediáticos del Reino Unido en relación con Internet.

La BBC, de pago en Internet

Una de las más llamativas fue, sin duda, la propuesta de la BBC de establecer un peaje para quien quiera acceder a sus contenidos digitales desde fuera de Gran Bretaña. El argumento para justificar este pago es que los británicos ya sostienen este conglomerado con el pago del canon anual, y que los usuarios extranjeros deben contribuir al mantenimiento del medio.

David Moody, director de estrategia y nuevos medios de BBC Worldwide, declaró, según recoge The Guardian, que se barajan dos opciones: cobrar por acceder a las informaciones o incluir publicidad.

Actualmente los británicos pagan una cantidad anual de 126,5 libras (unos 180 euros) para el mantenimiento del ente público.

Otra estrategia: darse a conocer

El prestigio de la BBC puede convertirse en un lastre en su traslación a la red, ya que las exigencias de digitalización de contenidos cada vez son mayores, crece la complejidad técnica y los gastos se disparan. Su problema, por tanto, es buscar fórmulas que sostengan tal maquinaria para evitar que el éxito de la web devore a la empresa.

Bien diferente es la situación de otros medios de las islas que han decidido poner en marcha tácticas de marketing que buscan la máxima proyección en la red, en un intento de extender su marca y convertirse en referencias informativas tan imprescindibles como la propia BBC.

Tal es el caso del Financial Times, cuya versión on line, de pago y sólo para suscriptores, estará disponible en abierto durante una semana para todos los visitantes. Se pretende así dar a conocer la amplitud de contenidos de la web, que incluyen, además de lo publicado en papel, podcasts, encuentros con ejecutivos de primera fila (esta semana el protagonista es Richard Branson), etc.

Según los datos del propio diario, su versión digital tiene 80.000 suscriptores que pagan entre 75 y 200 libras al año.

Del resto de periódicos británicos con presencia on line sólo The Independent cobra a sus lectores por acceder a los artículos de opinión y al archivo. The Guardian es gratuito, aunque los lectores pueden ver una versión sin publicidad por 20 libras anuales. Aparte de esto, cobra por los crucigramas, la edición digital del medio impreso y otros servicios. El Daily Telegraph y el Times cobran sólo por los pasatiempos.

La edición internacional del Times

Precisamente el Times ha protagonizado el otro movimiento importante que se ha producido en los últimos días en la Internet informativa británica: el lanzamiento de la edición internacional para la red de esta cabecera y de su dominical, el Sunday Times.

Se trata de una apuesta por reforzar su prestigio mundial y por convertirse en referente de la información internacional, al nivel al que pueden estar la propia BBC, el New York Times, el International Herald Tribune o Le Monde.

Robert Thomson, editor del diario, ha declarado a The Guardian que con esta iniciativa se quiere reforzar el empuje que tiene ya su cabecera on line en Estados Unidos, China e India.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios