Internet, garantía para la libertad de expresión

Julio Orione // Fuente: www. periodistaonline.com.ar

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
En la reciente Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información se jugó un nuevo round del combate por Internet. En un rincón, quienes quieren mantener a la red libre de influencias gubernamentales; en el otro, gobiernos dictatoriales (Irán, China, Zimbabwe, Cuba, Túnez, Venezuela, entre otros) que buscan someter a Internet a la injerencia de los Estados por motivos obviamente non sanctos.

Otras naciones, incluyendo a las de la Unión Europea, Rusia, el Brasil y la República Sudafricana, tercian en el asunto preocupadas por la influencia de los Estados Unidos sobre la Internet Corporation for the Asignment of Names and Numbers (ICAAN).

La ICAAN, una entidad privada que mantiene una relación contractual con el Departamento de Comercio norteamericano, es la encargada de administrar los nombres de dominio y los números IP, dos de los cuatro pilares técnicos sobre los que se sostiene Internet (los otros dos son los nodos o servidores raíz y los estándares técnicos). En conjunto, estos cuatro aspectos conforman lo que se llama “the Internet governance” o sea, la administración de Internet (no“gobernanza”, como tradujeron bestialmente en las Naciones Unidas).

La Cumbre Mundial realizada en Túnez –un país escasamente democrático, nada indicado para ser huésped de una reunión internacional sobre un tema tan delicado como la Sociedad de la Información- fue convocada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), una entidad de las Naciones Unidas que norma las telecomunicaciones mundiales desde la época del telégrafo.

El eje del enfrentamiento sobre Internet que tuvo lugar en la Cumbre -y que se resolvió temporariamente gracias a una moción argentina de patear el problema para más adelante- fue producto de la intención de los mencionados gobiernos dictatoriales para lograr que la red digital global pasara a ser controlada por un organismo multiestatal o, en su defecto, por la misma UIT.
¿Qué buscaban esos gobiernos? Claramente, que Internet perdiera su actual independencia, garantizada por el actual sistema de administración y pasara a ser manipulable en el seno de la infernal burocracia de las Naciones Unidas. Donde pese a los bellos discursos a nadie le importa, en aras de las buenas relaciones diplomáticas, comerciales o lo que sea, si un país es una democracia o está gobernado por una dictadura.

Pero resulta que con respecto a Internet, que ha abierto un canal espectacular, sin precedentes en la historia, para la comunicación libre, quién administra Internet es una cuestión decisiva. Una cosa es si Internet se mantiene libre e independiente como hasta ahora y otra muy diferente (y de consecuencias que serían funestas) si las dictaduras se apoderasen de su control.

No es difícil imaginar qué podrían hacer, coaligados para controlar Internet, gobiernos censores como los mencionados, dispuestos a impedir que las fuerzas opositoras puedan gozar de la libertad de información y comunicación que nos garantiza hoy a todos la red de redes. La administración actual de Internet garantiza la libertad de expresión. Es necesario que no caiga en manos de las dictaduras.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios