El diario belga “Le Soir” anuncia su cambio de formato invitando a comprar bebés por Internet

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Uno de los carteles invita a los inmigrantes a cambiar de color para integrarse
Uno de los carteles invita a los inmigrantes a cambiar de color para integrarse
Aunque parezca surrealista y esperpéntico, el más influyente de los diarios belgas francófonos, “Le Soir”, ha iniciado una campaña publicitaria en la que anuncia su cambio de formato con carteles que invitan a comprar un bebé por Internet, a “ayudar” al Tercer Mundo comprando allí órganos humanos o a que los inmigrantes cambien su color de piel. Como no podía ser de otra manera, la campaña ha desatado una gran indignación en Bélgica, cuyos habitantes han contemplado atónitos unos anuncios que, en un principio, no estaban relacionados con el diario ni con ninguna otra iniciativa
Y es que la primera parte de la campaña lanzada por el rotativo exhibió en paradas de autobuses y estaciones de Bruselas y de Valonia chocantes carteles, sin ninguna referencia al periódico, lo que ha provocado varias denuncias al respecto.

En uno de los spots, un supuesto “Instituto para la Integración” invitaba a los inmigrantes a cambiar de aspecto, bajo el eslogan “Intégrese al cien por cien”. En otro tipo de cartel se recomendaba ayudar a los países más pobres comprando en él sus órganos y en un tercer modelo se ofrecía la posibilidad de comprar en Internet un bebé de cuatro meses “a la carta” por 15.000 euros.

Tras la sorpresa y la indignación inicial, por fin el diario “Le Soir” ha desvelado el misterio de las vallas publicitarias, explicando en su portada que es el periódico el que está detrás de esta campaña cuyo propósito es “rebelarse contra lo inaceptable”, una discutible manera de promocionar el cambio de formato del rotativo desde la próxima semana.

Después de este aviso, todos los anuncios aparecieron en las marquesinas con la siguiente etiqueta superpuesta: “Le Soir se rebela contra lo inaceptable”. Pero la justificación del rotativo podría ser insuficiente para atajar la polémica de esta campaña que ha provocado la investigación por parte de la policía de la web que proponía la venta de niños. Mientras que las denuncias por falta de ética publicitaria se agolpan y los políticos valoran la campaña de “mal gusto”, el diario ha mostrado su satisfacción por el impacto logrado porque, desde luego, que han conseguido llamar la atención, aunque haya sido a base de “dudosos” métodos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios