www.gacetadeprensa.com

“Newsweek” confirma que el asesor de Bush fue la fuente que reveló el nombre de un agente de la CIA

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Karl Rove, uno de los asesores políticos más importantes de la Casa Blanca, fue una de las principales fuentes que reveló a unos periodistas el nombre de un agente encubierto de la CIA, según informó en su última edición la revista “Newsweek”. La publicación dijo que el abogado de Rove, Robert Luskin, confirmó que Rove habló con la revista “Time” sobre el ex embajador Joseph Wilson y su esposa, la agente de la CIA Valerie Plame.
De acuerdo a “Newsweek”, Luskin señaló que Rove le dio permiso al periodista de “Time” Matt Cooper para que testificara sobre las conversaciones que ambos mantuvieron ante un gran jurado, que investiga la filtración de la identidad de Plame en 2003. Un juez federal ordenó a Cooper, junto a la periodista del “New York Times” Judith Miller, que testifique y revele sus fuentes secretas.

La semana pasada Cooper evitó ir a la cárcel al aceptar testificar en el caso. Miller se negó a hacerlo y fue encarcelada. La investigación se ha convertido en una importante prueba para la libertad de prensa, enfrentando el tradicional uso que los medios hacen de fuentes de información anónimas contra los esfuerzos del fiscal federal que investiga un supuesto delito.

En Estados Unidos es ilegal revelar a sabiendas la identidad de un agente encubierto de la CIA. Aunque Rove ha hecho declaraciones sobre la filtración del nombre de Plame, nunca ha reconocido públicamente haber hablado con algún periodista sobre la agente.

El fiscal especial Patrick Fitzgerald lidera una investigación sobre el caso que ya lleva dos años, en medio de interrogantes acerca de si la filtración se produjo desde la Casa Blanca como parte de un intento de desacreditar a Wilson después de que contradijera las afirmaciones del presidente George W. Bush sobre las armas de exterminio en Irak.

Wilson escribió una columna de opinión en “The New York Times” diciendo que había sido enviado por la CIA en 2002 para investigar la denuncia del Gobierno de Bush sobre que Irak estaba tratando de comprar uranio en Africa, una denuncia que el Gobierno utilizó para justificar su invasión a Irak. Wilson aseguró que no había encontrado pruebas que apoyaran esa denuncia.

El artículo de “Newsweek” dice que un correo electrónico que Cooper envió a su jefe tras hablar con Rove señalaba que “era la esposa de Wilson, quien aparentemente trabaja en la agencia en temas de AMD (armas de destrucción masiva) quien autorizó el viaje”.

El mensaje no sugiere que Rove usara el nombre de Plame o que supiera que ella era una agente encubierta, señala el artículo. “Karl Rove ha compartido con Fitzgerald toda la información que tenía sobre cualquier contacto potencialmente relevante con algún periodista, incluido Matt Cooper”, declaró Luskin a “Newsweek”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios