Potenciando el Uso de ciertas Herramientas en un Diario Digital: el caso de la Interactividad (Parte IV, y última)

Manuel Frascaroli // www. razonypalabra.org.mx

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Como señala el autor, un problema común en muchos de estos contextos de CMC ha sido la aparición frecuente de contenido agresivo enviado por algún participante. Además en muchos diarios se presenta una situación poco favorable dado el gran volumen de mensajes y el número limitado de horas disponibles del personal dedicado a monitorearlos antes que vayan a ser publicados online lo que dificulta la edición de cada uno de esos mensajes.

Por ejemplo un diario impreso tiene la capacidad de analizar cada carta dedicada al director. Los miembros de la redacción de diferentes diarios online han implementado una serie de estrategias para tratar este problema. Algunas se basan fuertemente en el uso de tecnología, tal como programas que seleccionan las palabras en cada mensaje enviado al foro y automáticamente suprimen los términos considerados inapropiados. Otras estrategias se han centrado en la cuestión del anonimato y han adoptado formas para reducirlo.

Por ejemplo algunos diarios online le han pedido a sus usuarios que completen un formulario de registración para poder intervenir en los ámbitos abiertos a la participación, así la redacción online puede vincular un mensaje inapropiado con su autor si fuera necesario.

Así como ejemplo sobre los desafíos que implican las herramientas de participación en los foros, resulta pertinente citar alguna experiencia como la de La Tercera Internet de Chile a finales de 1997, que tras su lanzamiento se agregó una sección de foro de los lectores, relacionado con las noticias publicadas. La apertura de esa posibilidad motivó la creación de una comunidad “de facto” la cual interactuaba habitualmente, generando una notable adhesión al sitio. Esta se vio reflejada en los buenos lugares conseguidos por La Tercera en las primeras encuestas de uso de Internet en el país trasandino16.

No obstante, también esas comunidades generaron problemas relacionados con la libertad que se les ofrecía para escribir sin censura. La pregunta habitual entre los periodistas de ese sitio, era sobre el límite que debía usarse respecto de lo que los lectores podían publicar.
¿Era admisible el lenguaje procaz en una página web publicada bajo el sello editorial del diario? ¿Se vulneraba el derecho de expresión de sus autores cuando se editaba o eliminaba su participación en razón de sus contenidos?. La participación misma generaba problemas. Por ejemplo, cuando con motivo de la detención en Londres de Augusto Pinochet, llegaron más de un millar de opiniones al sitio en un par de días... ¿se debían publicar todas?. ¿Y si no se publicaban, se vulneraba la confianza que estaban teniendo esos lectores en el medio, al enviar las comunicaciones? Discusiones de este tipo se volvieron habituales en ese tiempo.

Las herramientas web permiten que los lectores las utilicen de diferente modo. El resultado no siempre es el esperado. Basta echar una mirada por las páginas de foros de medios digitales como El País, El Mundo o Elcomercioperu para percatarse que en los espacios de opinión de los lectores no siempre estos cumplen con ingresar mensajes serios relacionados con el tema que promueven estas páginas. En el caso de El comercio Perú se ha llegado incluso a desarrollar un filtro basado en casi centenar de palabras soeces que suelen emplear los participantes en los foros. El trabajo conjunto entre el área de Contenido y el área Técnica ha permitido desarrollar un aplicativo que impide a los usuarios dejar mensajes cuando emplean algunos de estos términos. Podría decirse que esto es un obstáculo contra la libertad de expresión en la red, sin embargo consideramos que todo producto que se coloque en las páginas de un medio debe cumplir ciertas normas y estándares de calidad. Los filtros en los espacios de opinión no son una novedad. Años atrás, cuando en el mismo diario se ofrecía a los usuarios la opción de cargar gráficos, muchos de los usuarios empleaban este espacio para colocar anuncios publicitarios gráficos con contenido para adultos. Siempre habrá usuarios que buscarán burlar las bondades de la red. Los hackers, crackers y phreackers son los mejores ejemplos.

Convertirse en un usuario con ciertos conocimientos en informática no es muy difícil en la actualidad. La web está plagada de sitios que ofrecen programas gratuitos para realizar algunas de estas acciones por ello los medios deben estar preparados para no sufrir ataques de hackers, crackers y otros actores potencialmente nocivos.

Los medios digitales deben estar preparados para afrontar este tipo de ataques. Los malos usuarios no sólo buscan alterar contenidos. También pretenden sembrar polémicas innecesarias en espacios de opinión, criticar todo lo que se publica enviando mensajes a las direcciones de correo de la empresa, remitiendo virus informáticos o manipulando las encuestas en línea. En éste último caso tener cierto control y monitoreo constante ayuda a detectar a tiempo los intentos de alteración de resultados. El diario La Voz del Interior de Córdoba, Argentina, detectó como desde un servidor perteneciente al estado cordobés se estaba procediendo a un intento de alterar los resultados de una encuesta con un bombardeo de votos, lo que permitió detectar la maniobra de un especialista contratado para la implementación de sistemas del gobierno que estaba detrás para apartarlo de inmediato de sus funciones.

Si bien las herramientas web permiten que un medio digital gane tráfico, también es cierto que pone en riesgo las debilidades del sitio. Habrá que optar por controlar los mensajes que se reciben o confiar en la buena fe de los usuarios.

El control del contenido de los mensajes a los foros, como su ajuste a las normas estilísticas que pudieran requerir, necesita de dos momentos y la intermediación del editor de la sección. Se pueden incluir respuestas automáticas que se autoejecuten en el momento en que un usuario envíe un mensaje al foro y que le transmitan al lector que su mensaje ha sido recibido correctamente y que será revisado para su posterior publicación como primera instancia. A continuación se abre paso un segundo momento en que se procederá a revisar la opinión formulada, y aunque sea de una forma muy mínima, adaptarla a las normas de estilo marcadas por el medio, monitoreando que no contenga elementos insultantes ni agresivos contra personas o grupos y que la estructura este acorde a lo se ha establecido como regla por el medio como extensión, existencia de título o no, etc.

Como plantea Boczkowski, las reconfiguraciones en las relaciones de la comunidad en CMC surgieron en el desarrollo de los diarios online en dos formas por lo menos, 1) Pueden ser vistas en el desplazamiento territorial de la audiencia. Esto significa que los diarios tradicionalmente impresos han tenido sus audiencias unidas geográficamente, ya sea a nivel local, metropolitano o nacional con algunos casos excepcionales a nivel internacional. Esta ubicación territorial de la audiencia ha sido crucial para una amplia serie de cuestiones que afectan la vida diaria de los diarios, desde la elección del contenido noticioso hasta el modelo de negocio. Sin embargo, la actividad editorial en Internet logra un alcance global.”. Por ejemplo el sitio del diario El País recibía en 1997 el 55 por ciento de sus visitas desde el extranjero.

La posibilidad de tener una audiencia limitada en menor medida por la geografía y por otros factores tales como el idioma y los tema de interés desafían los tema sociales que yacen en el corazón de una empresa periodística. Ese desafío conlleva ventajas y desventajas. Por un lado, representa nuevos mercados. Por otra parte disminuye la barrera de entrada geográfica en mercados que anteriormente eran más restringidos.

A la vez que considera que la segunda manifestación de las transformaciones en las asociaciones sociales es consecuencia de la reubicación de las comunidades en la diáspora en el ciberespacio. Esto adquiere una importancia especial en el caso de poblaciones de países del tercer mundo que se encuentran en la diáspora que constituyen a veces un mercado muy atractivo dado su alto status financiero y social. Además para apoyar los productos editoriales que apuntan a la audiencia de la población emigrante de los diarios online han tenido que empezar a experimentar con nuevos modelos de ingresos. Y tanto para España por su pasado como para la Argentina por una nueva realidad en el presente, hay una población en la diáspora que seguramente tenga algún nivel de pertenencia y que pueda constituirse en torno a comunidad virtual.

Mientras que Perazolo (2001) centrado en la construcción y en la gestión de las comunidades virtuales, sostiene que: "Para mi sorpresa, los periódicos y revistas especializadas -dueños de una comunidad preexistente basada en sus lectores habituales- han hecho un pobre papel en esta materia... y eso que se supone que son "expertos en comunicación"' y según su criterio las comunidades virtuales que tienen grandes posibilidades de tener mayor éxito son aquellas que parten de comunidades preexistentes en el mundo real como la desarrollada por Gay.com en torno a los intereses de los homosexuales.

Avanzando en su clasificación, encontramos distintos tipos de comunidades:S
A. Orientadas a las Personas:
• Geográficas: Basadas en cercanías físicas (a nivel de ciudad, país o región).
• Temáticas: Basadas en una especialidad o ambiente determinado (música, profesión, deportes)
• Demográficas: Se corresponden a grupos etarios, sexuales o raciales (seniors, mujeres, latinos, etc.). Tal el caso de "más de 40", o bien MTV, Mujeres de Empresa, etc.

B. Orientadas a las Empresas:
• Por Industrias: Relacionadas con un segmento particular del mercado (alimentación, automotriz, energía)
• Por Funciones: Suele orientarse a aspectos funcionales generales a varios sectores (Capacitación Corporativa, Recursos Humanos, Finanzas)
Entre otros criterios utilizados para categorizarlas, vemos que éstas características pueden encontrarse en todos los casos en el ámbito de los diarios, y que de alguna forma son parámetros aplicados para el desarrollo de suplementos y secciones especiales en las ediciones impresas de los diarios. En éste caso se trata de adaptarlos al entorno digital con las herramientas apropiadas.

Pero el administrar una comunidad conlleva ciertas tareas y permite el aprovechamiento de las mismas, entre otros elementos descriptos por Perazolo en su modelo, como a través del análisis de los perfiles de uso, los datos personales, los perfiles de transacción, el tiempo utilizado, las preferencias individuales, las tendencias, etc.; datos que deben ser seguidos, almacenados y analizados por el organizador de la comunidad.

La administración también requiere equilibrar las prestaciones, herramientas, contenidos, ofertas y ámbito de participación para cubrir de modo eficiente estas necesidades es una tarea compleja y que difícilmente puede ser planificada: es orgánica, según Perazolo siguiendo a John Hagel III. Dentro de la gestión orgánica, resaltan las características de escalabilidad (crecer en número de miembros sin perder funcionalidad) y fractabilidad (indica la posibilidad de subdividirse en comunidades más especializadas). Lo que entiende como que una comunidad para ser "escalable" debe estar en condiciones de crear sub-comunidades en un "esquema fractal".

Noción que consideramos extrapolable igualmente al mundo editorial, y específicamente al de los diarios por cuanto es posible aplicarla a las secciones, suplementos y otras segmentaciones de tipo geográfico, socio-demográfico o temático.

Las empresas de comunicación deberán perfeccionar las herramientas e instrumentos de interacción como en el desarrollo de una comunidad virtual en torno a sus sitios web para forma de potenciar sus ediciones digitales y asegurar también el futuro de las mismas y las posibilidades de su rentabilización, y aunque todavía no se hayan desarrollado en los diarios tanto como en otro tipo de sitios digitales, el recupero económico de las inversiones efectuadas y el crecimiento de los proyectos web pasará en gran medida por crear y explotar una comunidad virtual a semejanza de otros sitios web que de ésta forma crean un vínculo y fidelización con sus visitantes.

Por otra parte, las encuestas es una de las formas de participación más básica y más extendida en los medios de Internet. Permiten poner de relieve ciertas tendencias de opinión de los lectores frente a ciertos temas, pudiendo ser útil inclusive para testear la sintonía de la audiencia con respecto a la posición del medio con respecto a ciertas temáticas y hasta ayudar a ajustar y actualizar la línea editorial al ritmo de los cambios sociales. No obstante no cualquier encuesta concita la atención de la audiencia, ya que según una consultora argentina que realiza las encuestas de Clarín.com revelaba que ciertos temas como los de política o deportes son los que generan mayor participación.

Los usuarios de Internet argentinos y uruguayos participaron, al menos dos veces, en encuestas online, realizada en simultaneo por los diarios Clarín.com de la Argentina y El Observador , de Uruguay en torno a las elecciones presidenciales de Brasil de 2002. Tanto en la Argentina como en el Uruguay, más de la mitad de los consultados, (53 por ciento) creía que una victoria de Lula tendría repercusiones favorables para ambos países17. Previamente la experiencia se había realizado ya ante los dichos ofensivos del presidente derechista de Uruguay hacia la Argentina y sus ciudadanos, ante lo cual los propios uruguayos se manifestaron en contra en las respectivas encuestas de los mismos diarios.

De las formas más rudimentarias o menos sofisticadas que ponían en duda el valor de las encuestas, se fue avanzando de la mano de la evolución de los lenguajes de programación web hasta volverlas más fiables y estables y hasta es probable que una empresa u organismo audite los datos de participación como los de audiencia.

En síntesis, podemos afirmar que en la actualidad la interactividad conocida en relación con la que potencialmente podría ser es decepcionante y precaria. Los escasos medios o recursos que los medios han puesto a disposición de su desarrollo hace que solo hayan llegado a un estadio un tanto primitivo de desarrollo, no obstante existe un potencial de crecimiento que se deja ver en los indicios brindados por aquellos medios digitales que han apostado por implementar algún tipo de herramientas interactiva. También habrá que superar condicionantes de distinta naturaleza como los tecnológicos y de mercado como que pueda generalizarse el acceso de banda ancha a Internet y sobre todo, la visión estratégica en el trazado de los objetivos empresariales de una compañía de comunicación incluya la interactividad como una apuesta de futuro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios