“¡Miren esto!” El fenómeno del llamado marketing viral

“¡Miren esto!” El fenómeno del llamado marketing viral

Leandro Zanoni // Fuente www. periodistaonline.com.ar

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Revisás tus mails y encontrás de todo. Pero uno que te mandó un compañero de oficina tiene una foto que te hace reír en milésimas de segundo. Cuando la risa aminora, apretás reenviar y se lo mandás a 25 personas: amigos, otros compañeros de oficina y un par de familiares. “Miren esto!”, les indicás en el asunto. Eso que hiciste se llama marketing viral (porque se propaga como los virus), una técnica de muy bajo costo que hoy en día vale más que el oro y cuya fórmula desvela a cualquiera que trabaje en publicidad interactiva o promocionando sitios Web.

Si buscamos en Internet la definición exacta de marketing viral, encontramos que es “una estrategia cuyas técnicas facilitan y estimulan al usuario a recomendarles un producto, servicio o mensaje a otros miembros de sus contactos”. Parece fácil de realizar, pero aquí encontramos la diferencia entre una técnica exitosa y una que fracasará ahogada en medio del océano de páginas que conforman Internet. Lo que parece simple y rápido, no lo es.

Las compañías deben ser concientes de que el producto, servicio o mensaje a desarrollar ha de ser claro, liviano y pequeño. El usuario de Internet es volátil, infiel y poco propenso a perder el tiempo. Pensar en que un usuario reenviaría a sus contactos un archivo que pesa más de 1 MB es jugar a la ruleta rusa con un cargador repleto de balas. Por eso hay que analizar bien cada caso en particular junto al cliente. Es él quien conoce más y mejor el producto, como así también a nuestros destinatarios. No es lo mismo crear viralidad con el objetivo de aumentar una base de usuarios registrados que para lanzar un mouse inalámbrico.
Hay que permitirle al usuario interactuar con la marca y divertirse al mismo tiempo. Para eso nada mejor que provocar risa, ofrecer herramientas de diseño, sonidos o videos. Darle al usuario la posibilidad de subir y trabajar sus propias fotos y guardarlas de nuevo en la PC.

Si es una aplicación, debe tener como premisa principal generar una adicción compulsiva para que el usuario no pueda dejarla de lado al menos por cinco minutos (que en Internet significa un año). Para eso se deberán identificar claramente aquellos elementos que provocan el deseo de transmitir el mensaje.

También es necesario que las cuestiones técnicas de lo que mostremos funcionen a la perfección. Esto significa que no haya links rotos, incluir a la mayor cantidad de versiones y configuraciones de sistemas operativos y navegadores (Mac, PC, Windows, Explorer, Netscape, Opera, etc.) y que si el usuario no encuentra la manera de mandarle en dos segundos a un amigo eso que tanto le gustó, será un usuario perdido.

Muchos clientes preguntan: ¿Cuándo una campaña de marketing viral se considera exitosa y cuándo un fracaso? A todos se les responde de la misma manera: “ya se enterarán”. No hay nada más inmediato que los resultados de una campaña exitosa de marketing viral. La Red de contactos de cada usuario actúa exponencialmente, alcanzando en pocos días (u horas) la masa crítica necesaria para que esa acción merezca un muy bien diez.

Por lo contrario, si la acción no prospera, habrá que revisar las fallas, barajar, y dar de nuevo. Lo bueno de la Web es que, como en el fútbol, siempre hay revancha.

Leandro Zanoni es periodista y director de Datafull Branding
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios