www.gacetadeprensa.com

Los despidos de “Metro” provocan un efecto “dominó” y el subdirector financiero, Antonio Pedrero, se marcha

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
No se descartan nuevas dimisiones y despidos en el gigante gratuito
No se descartan nuevas dimisiones y despidos en el gigante gratuito
La falsa portada de promoción de la película “Dime que sí”, con Paz Vega, sigue su estela de despidos y abandonos en el diario gratuito “Metro”, uno de los más grandes y exitosos de España. Ahora el puntal directivo Antonio Pedrero abandona, demostrando que no coincide con la forma de hacer las cosas en la editorial cuyo timón dirige Carlos Oliva-Vélez, cuyo hijo de su segunda mujer, Pablo Danuzzo, era el director de diseño de la polémica portada que dio lugar a su despido junto al del directivo Ramón Pedrós, quizás el más injusto de los tres y Francésc Màrquez, director comercial de la compañía
Cuando “Gaceta de Prensa” afirmaba ayer que los despidos ante los problemas no son la solución de las editoriales modernas, parece ser que no iba desencaminada. La carta remitida por Antonio Pedrero, a su vez director financiero, a Carlos Oliva-Vélez, director general, confirma que no está de acuerdo ni con los métodos de gestión ni con la manera de enfocar la crisis de la dichosa portada, que de reclamo simpático se ha convertido en un quebradero de cabeza para la compañía.

La portada de la discordia, que fue confeccionada y diseñada por Pablo Danuzzo el 8 de octubre, contenía una foto de su propia cara en el margen superior izquierdo. El acuerdo publicitario se cerró con Columbia Films, e incluía alrededor textos de todo tipo, mensajes sin sentido y algunos incluso alarmantes, mencionando epidemias absurdas o catástrofes inexistentes.

La portada salio en las ediciones de Barcelona, Madrid, Zaragoza, Sevilla y La Coruña, alcanzando los 500.000 ejemplares de circulación.

El posible traslado de la sede central de “Metro” de Barcelona a Madrid puede ser la punta del Iceberg de esta crisis, que podría tener su raíz en el deseo de drenar algunos directivos incómodos a cambio de una mundanza efectiva. No se descarta por tanto que otras dimisiones se produzcan a corto plazo, e incluso una purga más incisiva de la plantilla.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios