www.gacetadeprensa.com

Mercedes Salichans recibe el Premio Fernando Lara

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La dotación del premio es de 120.000 euros
La dotación del premio es de 120.000 euros
La escritora ha ganado el prestigioso galardón con su última novela ‘El último laberinto’, una historia basada en ‘la necesidad de perdonar cuando quien ha hecho algo terrible se arrepiente’
Este fin de semana se fallaron los Premios Fernando Lara de Narrativa, unos de los más prestigiosos del sector editorial español. En esta ocasión, la galardonada ha sido la catalana Mercedes Salisachs, que con 88 años es reconocida por toda una vida dedicada a las letras. La escritora, que en su discurso dijo, irónicamente, preferir ser una ‘escritora mujer’ que ‘una mujer escritora’, ha recibido este Premio por obra ‘El último laberinto’. Una historia, que habla del perdón de quienes se arrepienten, desde tres puntos de vista diferentes, según la propia autora. Por una parte, la ‘necesidad del perdón’, por otra la ‘falsedad de las apariencias’, y una tercera sobre ‘los sótanos psíquicos de los que sufren’. El hilo conductor de esta trama es el suburbano de una ciudad que refleja ‘la tristeza enorme de quienes viven en las cavernas de la vida’, señaló Salichans.

Con más de 30 obras realizadas, la escritora catalana ha sido considerada como una pionera de la literatura de nuestro siglo. De hecho, no es la primera vez que la autora recibe un premio. Por su novela ‘Una mujer llega al pueblo’ (1956), obtuvo el premio Ciutat de Barcelona, y con ‘Carretera intermedia’ (1956) y ‘Adagio confidencial (1973), estuvo nominada a los Premios Planeta
En esta ocasión, Salichans, ha recibido los 120.200 euros que los Premios Lara conceden a los ganadores, un reconocimiento a toda una vida dedicada a la literatura, para una mujer que no lo tuvo fácil, ‘La ignorancia era la gran enemiga de aquella vocación extraña que a veces pugnaba por abrirse paso. También lo era el hecho de ser mujer. Las mujeres no escribían. Las mujeres eran seres distintos que jamás firmaban libros. Era desalentador saber eso. De nada valían las apetencias de fertilidad literaria siendo yo un animal intelectualmente andrógino, bañado en ignorancia’, escribía Salislanchs en su obra ‘Derribos: Crónicas íntimas de un tiempo saldado’, en 1981.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios