www.gacetadeprensa.com

Acusaciones y desmentidos en torno a la información de la Ser sobre el 11-M

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La Ser se defiende de las acusaciones de manipulación
La Ser se defiende de las acusaciones de manipulación
La cadena de radio es el centro de un cruce de acusaciones entre un sector de la prensa y del Gobierno saliente, que asegura que manipuló la información en contra del PP, y entre quienes trabajan en la emisora, que defienden su profesionalidad y su respeto por el derecho a ser informados con veracidad
La Cadena Ser se ha convertido en el medio de la controversia desde que poco después de la celebración de las elecciones del 14-M un sector de la prensa española, junto con miembros del Gobierno saliente, acusara a la radio de Prisa de haber liderado por medio de sus informaciones una campaña de desprestigio hacia el Gobierno y de manipulación informativa que tuvo como consecuencia el vuelco electoral a favor del PSOE.

En el otro extremo se sitúan los trabajadores de la cadena, encabezados por las caras y voces más conocidas de su programación, que niegan haber ejercido la manipulación de que se les acusa y aseguran que hicieron su trabajo con total profesionalidad.

Vehículo de estas acusaciones han sido declaraciones en ambos lados, correos electrónicos anónimos y comunicados del comité de empresa de la Ser.

El día después de las elecciones, varios medios de comunicación, el diario “El Mundo” y la Cadena COPE – a través del programa La Mañana, dirigido por Federico Jiménez Losantos-, empezaron a mencionar el papel que, en su opinión, había jugado la información ofrecida por la Ser para movilizar a la población. A esta radio se hacía responsable de difundir datos falsos de la investigación sobre la autoría del atentado del 11 de marzo, de haber intensificado los interrogantes sobre la posibilidad de que hubiese sido el terrorismo islámico y de haber abierto la polémica acerca de las presuntas mentiras del Gobierno sobre el desarrollo de las investigaciones. También se apuntó a la Ser como el origen del bulo acerca del supuesto golpe de estado que preparaba el PP en la víspera de las elecciones, que fue aireado internacionalmente por Pedro Almodóvar durante la presentación de su última película.

Las palabras del presidente en funciones, José María Aznar, debían estar de acuerdo con esta tesis cuando dos días después de las elecciones apuntó –sin mencionar a ningún medio del Grupo Prisa- a 'un poder fáctico fácilmente reconocible´ de haber 'llevado agua a su molino durante los días 12, 13 y 14 de marzo´.

Esa misma semana, la Cadena Ser decidió salir al paso de lo que consideró 'una campaña de desprestigio´ orquestada por “El Mundo” y la COPE, por medio de un comunicado en el que se desmentía una de las acusaciones, la difusión sobre el bulo del golpe de estado, y en el que explicaba que la Ser ponía a disposición de quien las solicitara las cintas con la grabación desde el atentado hasta las elecciones para detectar algunas de las faltas que se le atribuían.

El conflicto continuó en los días siguientes, cuando un confidencial publicó un correo electrónico llegado a sus redacciones de forma anónima, pero en el que se indicaba que había sido elaborado por dos supuestos redactores de la Cadena Ser para denunciar los casos de manipulación informativa que presenciaron en el tratamiento de los atentados para desfavorecer al PP de cara a las elecciones.

La redacción de “Gaceta de Prensa” también recibió la mencionada carta, a través del correo de alguien que decía ser “amigo” de los presuntos redactores de la Ser que firmaba el texto de acusación.

En el repaso que hacen los supuestos redactores de la Ser de la situación que se vivió en la sede de la Gran Vía de la cadena, ambos denuncian que la información sobre cada uno de los acontecimientos que se sucedieron en esos cuatro días estuvo dirigida a perjudicar al PP. Así, en palabras de los autores del e-mail anónimo, el director de la Ser, Daniel Anido, habría dado instrucciones desde el jueves por la mañana de considerar sistemáticamente 'confusa´ la autoría de ETA, ya que, según acusan los supuestos redactores, Anido habría señalado que 'si es ETA, el PP arrasa. Si es Al Qaeda, podemos ganar las elecciones. De modo que la autoría, desde ahora, es confusa´.

Todas las informaciones, según la carta anónima, fueron revisadas por miembros del PSOE con la consigna de 'machacar con el tema hasta que machaquemos al PP´. Esta tendencia se marcó también, al parecer, durante la atípica jornada de reflexión, en la que los responsables de la Ser habrían planeado 'sacar a la calle a media España para ponerle la soga a la estatua de Aznar y derribarla´.

Los periodistas de la Ser se apresuraron inmediatamente a negar que sean ciertas las acusaciones que hace el correo electrónico anónimo. El director del programa 'Hoy por Hoy´, Iñaki Gabilondo, declaró que ´no acepta ser símbolo de la manipulación´ y calificó todas las acusaciones de 'indecente linchamiento de esta casa´.

Por otra parte, el comité intercentros de la Cadena Ser, emitió un comunicado en el que ratificó la profesionalidad que sus trabajadores demostraron durante las 'jornadas maratonianas´ que se sucedieron entre el 11-M y el 14-M.

Según su nota, al comité le parece 'repugnante el linchamiento que se quiere hacer de quienes como nosotros contamos únicamente la verdad, como se ha demostrado´ y recalcó que 'los infundios y ataques´ no tienen ninguna base.

El comunicado concluye diciendo que 'ni hemos manipulado la información ni nos dejamos manipular, y presuponer lo contrario es un grave insulto´.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios