El documento dedica un capítulo especial al capital humano para la innovación: concluye su insuficiencia y poca formación por parte de las empresas

Juan Mulet, Director de Cotec, presenta el Informe 2012 sobre Tecnología e Innovación en España
Juan Mulet, Director de Cotec, presenta el Informe 2012 sobre Tecnología e Innovación en España

COTEC presenta su "Informe 2012 sobre tecnología e innovación en España"

El informe señala la urgencia de impulsar la I+D+i en estos momentos, tal y como están haciendo los países avanzados

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Cotec acaba de publicar su “Informe 2012 sobre Tecnología e Innovación en España”, que recoge la evolución de los principales indicadores de I+D e innovación en España, a escala nacional y por comunidades autónomas, y su comparación internacional. El documento incluye también, como cada año, la opinión de más de un centenar de expertos sobre la evolución del sistema español de innovación y un capítulo especial dedicado en esta edición al capital humano para la innovación, que apunta al elevado fracaso escolar y al deficiente sistema de formación profesional en España como barreras para la competitividad.

Tanto los resultados de los indicadores como la opinión de los expertos consultados por Cotec señalan que la crisis ya está comenzando a tener graves efectos en el deterioro del sistema español de innovación, que se van a mantener durante los próximos años. Y ponen de manifiesto la urgencia de impulsar la I+D+i, especialmente en estos momentos tal y como están haciendo los principales países de nuestro entorno, al tratarse de pilares imprescindibles para construir el nuevo modelo productivo que necesita la economía española.
Ante esta situación, Cotec concluye en su informe que se deben considerar los resultados de los importantes esfuerzos que se hicieron en la época de bonanza, que consiguieron crear un pequeño sistema de innovación que ha demostrado ser consistente y que es necesario conservar, porque tendrá que ser la base de nuestra competitividad futura. Y alerta de que hasta ahora, poco se ha hecho en este sentido, mientras que para países avanzados esta ha sido y sigue siendo una prioridad.

Frenazo de los principales indicadores de I+D+i, tras más de diez años de fuerte crecimiento
Según los últimos datos recogidos en el Informe Cotec 2012 el gasto español en I+D ascendió en 2010 a 14.588 millones de euros corrientes en 2010, cifra muy similar a los 14.582 millones del año anterior, de forma que en términos de PIB, el gasto se ha mantenido en el 1,39%. Los esfuerzos en I+D del sector público y el privado también se han mantenido iguales a los de 2009, con el 0,67% y el 0,72%, respectivamente.

Estos datos muestran que el gasto español en I+D se ha estancado, con un crecimiento con respecto al año anterior del 0,041% en 2010 y del -0,8% en 2009, frente a un crecimiento medio anual desde el año 2000 hasta 2008 del 12%.

Algo similar ha ocurrido con el número de personas que trabaja en actividades de I+D en equivalencia a jornada completa (EJC), que ha experimentado una mínima subida con respecto al año anterior del 0,56% en 2010, hasta situarse en 222.022 personas. El crecimiento de este indicador ya sufrió una fuerte ralentización en 2009, con un incremento con respecto al año anterior de tan sólo el 2,4% en 2009 frente a un crecimiento medio anual desde el año 2000 hasta 2008 del 7,5%.

Además, los resultados avance de la “Estadística sobre actividades en I+D”, presentados por el INE a finales del pasado mes de mayo, indican que en 2011 se habría producido un descenso del gasto interno en I+D del 4,1% con respecto a 2010 y también en el número de personas dedicadas a actividades de I+D en EJC, con una disminución del 2,9% en el sector público y del 4,1% en el sector privado. Estos resultados avance se realizaron considerando los datos de 213 de las empresas con mayor gasto en I+D en el año 2010, en el que representaron el 40,8% del total del gasto empresarial en I+D, y la información recogida de la administración pública y de la enseñanza superior, hasta la fecha en la que se presentaron estos datos.

Según el informe de Cotec, un análisis detallado del comportamiento de la I+D empresarial muestra dos hechos relevantes. En primer lugar, que su disminución es más importante que la del gasto total. Desde el máximo de 2008 (8.074 millones de euros corrientes y 7.327 millones de euros constantes), el gasto en I+D de las empresas ha caído en 2010 en un 7% en euros corrientes, hasta los 7.506 millones, y en un 8,5% en euros constantes, hasta los 6.707 millones. Y, en segundo lugar, que el comportamiento de las partidas destinadas a gastos corrientes y a gastos de capital han evolucionado de forma muy distinta antes y durante la crisis. Así, mientras que entre 2004 y 2008 los gastos de capital crecieron en un 122%, los corrientes crecieron prácticamente la mitad, un 57%. Pero al llegar la crisis, este comportamiento se invirtió, de modo que entre los años 2008 y 2010, los gastos de capital disminuyeron en un 43%, mientras que los gastos corrientes crecieron en un modesto 1,3%.

Esto parecería indicar que las empresas, que aprovecharon intensamente la época de bonanza económica para mejorar sus activos fijos para I+D, han reducido el ritmo de inversión con la crisis, pero no por ello han dejado de mantener su actividad de investigación y desarrollo. Sin embargo, según los resultados avance del INE de su Estadística sobre Actividades de I+D para 2011 la tendencia es que ambos gastos empeorarán durante el próximo año, ya que el gasto empresarial en I+D experimentaría una disminución del 5,4%, con una bajada de un 5,1% en los gastos corrientes y de un 7,4% en los gastos de capital.

Todo ello, además, en el marco de unas partidas dedicadas a la Política 46 de I+D+i en los Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio 2012 que se reducen en un 26% (2.200 millones de euros) con respecto al año anterior, y que sitúan estas partidas de gasto por debajo de las que se dedicaron en el año 2006.

El esfuerzo en las regiones españolas
Según los datos recogidos en el Informe Cotec 2012, el gasto en I+D por comunidades autónomas en porcentaje de PIB regional mantuvo en 2010 una distribución muy parecida a la de años anteriores con Madrid (2,07), País Vasco (2,03), Navarra (2,02) y Cataluña (1,65%) por encima de la media nacional (1,39%).

Por debajo de la media nacional se situaban, por este orden: Cantabria (1,22%), Andalucía (1,20%), Aragón (1,15%), Castilla y León (1,09%), Comunidad Valenciana (1,07%), La Rioja (1,06%), Asturias (1,05%), Galicia (0,94%), Murcia (0,92%), Extremadura (0,88%), Castilla-La Mancha (0,68%), Canarias (0,63%) y Baleares (0,42%)

La región que más aumentó en 2010 su esfuerzo en I+D con respecto al año anterior fue Andalucía, seguida de Castilla-La Mancha, Murcia y Cantabria. También aumentaron su esfuerzo, aunque en menor medida, Asturias, Aragón, Baleares, Canarias, Galicia y Madrid.

Los expertos consultados por Cotec muy preocupados por la I+D+i española
El resultado de la encuesta anual realizada al panel de expertos de Cotec, formado por más de un centenar de personalidades empresariales, académicas y responsables públicos, al que se le consulta anualmente desde hace más de 15 años sobre la importancia de los problemas que afectan al sistema español de innovación y su previsible evolución en el futuro inmediato, muestra que existe en el país una mala valoración de las condiciones actuales y un claro pesimismo sobre su evolución futura, que se refleja en el índice sintético de opinión de Cotec para 2012, que ha caído hasta su valor histórico más bajo, el 0,848.

Entre los problemas planteados a este panel de expertos, que hasta el momento siempre ha acertado en sus predicciones, más de tres cuartas partes de los expertos consideran muy importantes la escasa dedicación de recursos financieros y humanos para la innovación en las empresas, el escaso efecto tractor de la demanda nacional para la innovación, la falta de cultura de apoyo a la innovación en los mercados financieros, y la escasa propensión a la colaboración de las empresas entre sí y entre estas y los centros de investigación.

El sentimiento pesimista de los expertos queda claramente de manifiesto porque el porcentaje medio de opiniones de empeoramiento es el 46%, mientras que el de opiniones de mejoría es solamente el 13%. La tendencia que más expertos consideran que se deteriora, es la referente a la disponibilidad de fondos públicos para la I+D+i, seguida por la referente a la capacidad tecnológica competitiva de la economía española a escala mundial. Más del 75% de los expertos comparten estas opiniones, mientras que la única tendencia sobre la que casi la mitad de ellos opinan que va a mejorar es la referente a la concienciación de investigadores y tecnólogos sobre la necesidad de responder a las demandas de innovación de los mercados.

La importancia del capital humano para la innovación
Como cada año, el informe Cotec dedica un capítulo específico a tratar alguna cuestión de interés de interés relacionada con la innovación. En la edición 2012, lo ha dedicado a “capital humano e innovación” porque cualquier actividad innovadora depende de que las personas sean capaces de generar conocimiento e ideas aplicables en sus entornos laborales y, en general, en la sociedad, lo que ha justificado que desde hace años una de las principales prioridades de los países más avanzados haya sido el desarrollo de personas con mejores capacidades en dicha generación de conocimiento, a través de la educación y de la formación práctica.

Entre las conclusiones de este capítulo se señalan algunas particularidades negativas de nuestro país como los malos resultados de las recientes ediciones del informe PISA de la OCDE, el elevado porcentaje de alumnos que cursan estudios universitarios, superior a la media de la Unión Europea, frente a un colectivo que cursa formación profesional muy inferior al de los países más desarrollados (en 2008 sólo el 19% de las personas tenían estudios terminados de formación profesional en España, frente al 54% en Alemania) o el escaso porcentaje de empresas españolas que proporcionan formación de algún tipo a sus empleados, por debajo de la media de la UE-27, que representan barreras para avanzar hacia una economía basada en el conocimiento, que permitiría mejorar la competitividad del país.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gaceta de Prensa

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.