www.gacetadeprensa.com

Padres divorciados impulsan "visitas virtuales" con sus hijos

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Varios estados de EE.UU. aprobaron leyes en este sentido y otros esperan hacerlo en breve. Cuando el teléfono no alcanza, una computadora con una webcam se convierte en la mejor opción.
Cuando el divorcio lo separó de su hijita de 2 años océano de por medio, David List se angustió pensando que la pequeña lo olvidaría pronto.

Pero eso no ocurrió. El acuerdo del divorcio le garantizó "visitas virtuales", la oportunidad de hablar con su hija por medio de una conexión de Internet por video, y List se comunica con Ruby Rose, ahora de 5 años, al menos dos veces por semana. Las conversaciones a distancia los mantienen en contacto entre una y otra visita personal, unas pocas veces al año.

"Cuando ella se baja del avión, yo sé lo que cenó la noche anterior", dijo List, de 49 años, de Santa Cruz, California. "Me ve y viene corriendo a abrazarme porque yo sé todo sobre ella".

Los partidarios de las visitas virtuales desean que los estados especifiquen en sus leyes que los jueces pueden incluirlas en los acuerdos de divorcio.

Los beneficios van más allá de ayudar a padres e hijos a mantenerse en estrecho contacto, dicen sus partidarios. Sostienen que es más probable que los padres separados de sus hijos paguen su manutención regularmente si se mantienen en contacto, y las visitas electrónicas pueden ayudar a los hijos a no verse involucrados en las disputas que suelen estallar cuando los ex cónyuges se encuentran en persona.

Utah hizo de las visitas virtuales una opción oficial en el 2004, y un proyecto de ley similar aguarda la firma del gobernador en Wisconsin. Legisladores de Illinois, Missouri y Virginia también han presentado propuestas.

"La comunicación telefónica tiene sus limitaciones", dijo la representante estatal republicana Ruth Munson, de Illinois.

En contra
Pero la idea también tiene sus críticos, por temor a que los jueces usen la opción de las visitas virtuales como justificación para ordenar menos visitas reales a los niños o para dejar que uno solo de los ex cónyuges se mude lejos con los hijos.

"Los padres de carne y hueso necesitan 'tiempo real'. Los niños reales necesitan tiempo real", comentó David Levy, director del Consejo para Derechos de los Niños Children's Rights Council.

"Puede ser un accesorio maravilloso, pero el peligro es que será utilizado como sustituto de las visitas reales", advirtió.

Los acuerdos de visitas virtuales pueden abarcar cuestiones tan mundanas como llamados telefónicos, mensajes por correo electrónico y mensajes instantáneos, pero lo principal son las conexiones de video. A medida que la tecnología se impone y se abarata, los abogados de divorcios dicen que más padres la usan, a menudo sin acuerdos legales de por medio.

Pero muchos abogados y jueces todavía la desconocen.

"Creo que es una evolución y, lamentablemente, muchos abogados de mayor edad ni siquiera saben que es una opción", observó Cheryl Hepfer, presidenta de la Academia Estadounidense de Abogados Matrimoniales American Academy of Matrimonial Lawyers.

Hepfer dijo haber visto casos en los que las visitas virtuales han contribuido a mantener la paz entre los ex cónyuges porque ver la cara de los hijos tranquiliza los temores del padre o madre ausentes de que los pequeños puedan ser manipulados o controlados. También consideró una cuestión de "sentido común" que los padres que usan las visitas virtuales estén más dispuestos a pagar la manutención.

"En mi experiencia, he hallado que los padres que se sienten conectados con sus hijos son más dedicados y mucho más amables", dijo Hepfer.

Mientras la mayoría de los jueces ya puede autorizar las visitas virtuales, vacilan en ordenarla porque no están expresas en las leyes, dicen los expertos. Los abogados pueden resistirse a pelear por ellas por el mismo motivo.

"Los abogados lo han intentado. Es muy difícil", dijo Jeffrey Leving, un abogado de divorcios en Chicago que se especializa en derechos paternales.

Utah aprobó su ley debido en parte a los esfuerzos del divorciado Michael Gough, que luchó ante la justicia para obtener el derecho a visitas virtuales cuando su hija se mudó a Wisconsin.

En los dos últimos años, él y Saige, ahora de 6 años, han usado Webcams para conversar.

"Vi cuando se le cayó el primer diente. Vi sus cortes de cabello, vestidos nuevos, detalles que uno disfruta de ver todos los días pero que uno no puede ver en persona por ser un padre divorciado", explicó Gough.

Su abogado, Joyce Maughan, dijo que actualmente es más probable que los abogados de Utah sugieran las visitas virtuales sencillamente "porque están más conscientes sobre ellas".

Gough se mudó a Wisconsin en el 2004 para estar más cerca de Saige, y planteó la idea de las visitas virtuales. Los legisladores de ese estado aprobaron unánimemente la legislación en febrero, dijo el representante Robin Vos, copatrocinador de la ley.

"Este es un medio de asegurar que la tecnología se mantenga a la par de las necesidades de los padres que necesitan estar en contacto con sus hijos", dijo el legislador republicano.

Gough, de 42 años, dijo que se esfuerza por hacer que otros estados aprueben leyes similares y ha lanzado un espacio en Internet, www.internetvisitation.org, para difundir la idea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios