El diario “Libération” vuelve a salir después de cuatro días de huelga

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Portada del primer número del diario tras la huelga
Portada del primer número del diario tras la huelga
Los trabajadores del diario francés “Libération” han votado casi por unanimidad suspender la huelga iniciada el pasado día 21 en protesta por el plan de reducción de algo más de un 10 por ciento de la plantilla. Después del fin del paro, el diario vuelve a salir a las calles después de cuatro días sin hacerlo. Con motivo de este regreso, los trabajadores también acordaron la inserción en la edición del sábado de un cuaderno especial para explicar las causas y las consecuencias de la huelga que ha impedido la salida del periódico a los quioscos, un hecho inédito en su historia iniciada en 1973
La decisión de volver al trabajo está motivada por una "apertura" de la dirección a revisar las modalidades de su plan de reestructuración que contempla la supresión de 38 puestos de trabajo y la externalización de otros 14 puestos de los servicios informáticos y comerciales.

En el nuevo texto, según los sindicalistas, la dirección establece una lista de 26 supresiones de empleos, lo que supondrá un ahorro de unos dos millones de euros, y el resto se completará con salidas voluntarias, acompañadas de una indemnización de 40.000 euros.

La fórmula de las marchas voluntarias ha sido la que se ha seguido tradicionalmente en los cinco planes de reestructuración aplicados ya en Libération. Se calcula que en estos cuatro días de huelga el diario ha dejado de ingresar 250.000 euros.

El plan de supresión de empleos fue anunciado siete meses después de la entrada en el capital de Libération del inversor Edouard de Rothschild, que se convirtió en el accionista de referencia con la compra del 38,8% de las acciones por 20 millones de euros y que exige un plan de ahorro de cuatro millones de euros.

El resto del capital se reparte entre el grupo Pathé (16,77%), el accionista histórico Communication et Participation (10,06%), el grupo industrial Suez (2,53%), el diario español EL MUNDO (1,01%), el diario belga La Libre Belgique (1,01%) y el semanario francés Le Nouvel Observateur (0,77%).

La dirección justifica su plan de ajuste para adaptar los costes de Libération a unos ingresos que se han visto afectados por un descenso de las ventas y de la publicidad.

La difusión se ha reducido un 9,8% entre julio de 2004 y el mismo mes de este año, a una media de 134.593 ejemplares diarios, mientras que la publicidad ha caído más del 10% desde comienzos de año.

En este contexto económico, la facturación del rotativo para este año se situará en unos 73 millones de euros, con unos 7 millones de pérdidas y un déficit acumulado desde 2001 de una veintena de millones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios