La Cope se siente perseguida y teme perder algunas licencias radiofónicas

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Montilla acusó a la radio 'de los obispos' de incitar al odio
Montilla acusó a la radio "de los obispos" de incitar al odio
Ante recientes artículos aparecidos en la prensa, en especial “El Periódico de Catalunya”, acusando a los locutores estrella de la cadena Cope de sembrar odio y utilizar un lenguaje beligerante frente al Estatut catalán, la emisora radiofónica propiedad de la Conferencia Episcopal Española ha manifestado "un respaldo total a sus comunicadores y profesionales", ante lo que califica de "persecución política y mediática". En un comunicado hecho público en su web, advierten del “peligro real” de que en alguna región se adopte “una decisión política para no renovar licencias radiofónicas”
El comunicado de ocho puntos, reseñado en sus espacios informativos, señala que la emisora defiende "la Constitución española y los valores que consagra, entre ellos la libertad de expresión". A su vez, también dice renovar su "compromiso con los valores del humanismo cristiano en el ideario de la cadena", y cita explícitamente "la defensa del valor sagrado de toda vida humana, de la familia basada en el auténtico matrimonio, y de la libertad religiosa y de educación".

Se da la circunstancia de que el punto cuatro del ideario de la cadena, aprobado en 1991, referido al humanismo cristiano, dice textualmente que la emisora "laborará incansablemente por la paz, por la justicia y por la libertad; propiciará siempre el talante conciliador, la convivencia y el diálogo. Sacará a la luz pública los fallos y las quiebras de la sociedad, denunciará las injusticias, pero sin sembrar odios ni esparcir gérmenes de división".

El comunicado considera "inaceptable" que las críticas de la emisora al Estatut sean presentadas "como un ataque a Cataluña y los catalanes".

Este lunes, el primer consejero de la Generalitat, Josep Bargalló, dijo que "el Gobierno catalán como tal no tiene previsto acciones legales" contra medios de comunicación que atacan a Cataluña, pero pidió a algunas instituciones (en referencia a la Iglesia) que "reflexionen" sobre su aportación a la convivencia.

La polémica se originó con unas declaraciones del ministro de Industria, José Montilla, quien acusó a una cadena de radio "propiedad de los obispos" de lanzar "mensajes que incitan al odio, la división y la confrontación".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios