Tecnología digital, individuo, globalización e Internet (Parte I, de III)

Jon Murelaga Ibarra // Fuente: www. saladeprensa.org

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Desde la creación y uso socializado de la Red, el individuo ha visto alterados su nuevas modus vivendi y operandi. El sujeto ha adecuado los avances de las tecnologías, y en concreto la de Internet, a sus necesidades, habilidades y ocio. Así, la Red nos posibilita desde el cierre de una importante transacción económica a nivel mundial hasta participar en una competición de juegos en red entre personas de diferentes naciones, pasando por ejemplo, por una videoconferencia interatlántica.

Sin caer en un análisis simplista, podemos decir que Internet es comunicación (emisión de mensajes), pero a la vez también es intercomunicación entre diversos puntos y recepción de necesidades. Todo ello simplificando la imagen del emisor y receptor que no tienen porque ser grandes macroestructuras empresariales o sujetos colectivos definidos dentro de una jerarquía empresarial. En la Red, el emisor se asienta en un segundo plano, pierde parte de la importancia de su imagen, ya que el objeto central de la emisión es el mensaje. Un elemento, eso si, que gozará de más o menos seriedad, importancia y credibilidad en función de la fuente que lo transmita.

A continuación analizaremos de una manera sencilla pero justificada la situación del individuo dentro de las nuevas tecnologías en torno a una estructuración socio-económico-político de globalización. Para ello estructuraremos la reflexión sobre tres ejes: el contexto socio-político-económico de la sociedad digitalizada; la tecnologización de la sociedad y el papel fundamental de Internet dentro del contexto globalizado de la sociedad moderna.
El comienzo del siglo XXI ha abierto un nuevo contexto socio-político-económico internacional. Por un lado, y a nivel político, los atentados terroristas perpetrados el 11 de Septiembre de 2001 en Nueva York contra dos símbolos financiero el primero y militar el segundo, como eran y sigue siendo el World Trade Center y el Pentágono que arrojaron un saldo de miles de muertos y heridos desembocaron primero en la guerra de Afganistán (2001) y en la de Irak (2003) años más tarde. Estas dos contiendas bélicas y los sucesivos ataques terroristas radicales a nivel mundial de Al-Qaeda y grupos afines como el cometido el 11 de Marzo de 2004 en Madrid donde murieron casi 200 personas y se produjeron cientos de heridos, y la delicada situación política de Oriente Medio han configurado un nuevo contexto social de incertidumbre mundial. Se puede decir, por tanto, que, tras la endeble calma vivida desde el fín de la guerra fría tras el simbólico desmantelamiento del muro de Berlín, la situación actual no difiere mucho de aquellos tiempos de incertidumbre de épocas ya enterradas tras verse alteradas las relaciones supranacionales entre Europa, Estados Unidos y los países árabes.

Por otro lado y en el ámbito social, el capitalismo agresivo, la hegemonía de las multinacionales y los nuevos imperios económico-neo-liberales han parido un movimiento antiglobalización de dimensiones considerables que bajo el lema “Otro mundo es posible” surgió en torno a 1996 en Seattle (EE.UU). Los objetivos y las preteniones de los grupos antiglobalización se podrían resumir de la siguiente forma: “Los activistas antiglobalización exigen una sociedad más justa, el control del poder ilimitado de las multinacionales, la democratización de las instituciones económicas mundiales y la distribución más equitativa de la riqueza. Sus enemigos principales son las multinacionales y las grandes organizaciones económicas y políticas internacionales, fundamentalmente el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)”.

Para el sociólogo francés Alain Touraine la sociedad mundial debe exigir la democracia para los individuos y el movimiento antiglobalización se sustenta en conseguir el control social de los recursos de la sociedad para beneficio de la misma: “La idea triunfante de ‘globalización’ significa antes de todo la ideología según la cual ningún poder político, social, moral, etc., puede tener una influencia real sobre una vida económica organizada a nivel mundial. Esta visión antes de ser antiética es falsa. No es cierto que los factores sociales y políticos no intervengan en la vida económica. Al contrario, la mayor parte de los economistas piensa que en las economías más adelantadas los factores no económicos del crecimiento económico tienen una importancia cada vez mayor a la línea”.

Junto a los movimientos antiglobalización otro de los aspectos característicos del nuevo contexto social internacional es la inmigración. El sueño de una nueva vida hace que día a día miles y miles de personas arriesguen su vida de manera legal e ilegal abandonando los países subdesarrollados en busca de prosperidad. Ante esta abalancha de inmigrantes los gobiernos de turno han desarrollado diferentes estrategias sobre todo de control y choque y han cerrado y fortificado fronteras para regular la entrada de los/las inmigrantes.

Por último, y en lo referente al plano económico indicar que las empresas y multinacionales han adquirido la tendencia de deslocalizar su trabajo y desviar su producción a países en vías de desarrollo donde la mano de obra es más barata y en muchos casos los compradores potenciales se cuentan por millones abriendo así un espectro de ventas potencialmente descomunal como es el caso de China con más de mil millones de personas. “China está llamada a ser una superpotencia económica en los próximos años, que junto a la india van a liderar el crecimiento del continente asiático y es que todas las miradas estan puestas en esta zona del globo; las características de la economía china son francamente apetecibles para las grandes economias globales y es que en pocos lugares se puede obtener mano de obra barata (por unos 150 euros cada mes se puede contratador un trabajador), ayudas fiscales (durante los primeros años no se pagan impuestos), baja conflictividad laboral, bajo coste de la vida (se puede comer por 1 euro)... todo esto ha provocado que se hayan instalado grandes empresas intensivas en mano de obra que se aprovechan de los bajos costes laborales para producir grandes volumenes de productos a un coste extremadamente bajo”.

Para muchos teóricos y estudiosos de la sociedad caso de Ignacio Ramonet, la globalización es entre muchas otras cosas un liberalismo económico salvaje que beneficia a unos pocos y perjudica a muchos otros: “Estamos ante una dinámica que hace que cada día un mayor número de países intercambian comercialmente un mayor número de productos, servicios y actividades. Se han abierto las fronteras a productos extranjeros que se han integrado en el mercado local, lo que convierte a la globalización en un movimiento que intensifica el librecambio. Pero esto ocurre sólo en teoría, porque el motor real de la globalización es el hecho de que cada día lo que más se intensifica son los mercados financieros. Estamos más ante una globalización financiera que ante una globalización económica, en el centro se encuentran los mercados financieros, y por ende, los agentes financieros: las grandes multinacionales, la Bolsa, el Banco Mundial, el Grupo de los 7 países más poderosos, la Organización Mundial del Comercio...”. (Ramonet, 2001).

Dentro de la globalización en la que vivimos y como consecuencia de esta, se ha desarrollado un importante campo biotecnológico y una estructuración de redes virtuales. Así, uno de los valores más seguro a día de hoy y el engranage que hace girar el círculo virtuoso de la economía moderna es el conocimiento científico y los mecanismos e iniciativas para la creación de riqueza. Los mencionados adelantos tecnológicos han creado instrumentos generadores de productividad y cada vez tienen más importancia los conocimientos y métodos que no se ven. La gestión y los trabajos de investigación, desarrollo e Innovación (I+D+I) adquieren un papel tan fundamental como la propia elaboración de los productos (sea cual sea su origen y carácter), siendo las tres cuartas partes del precio de estos productos el pago por este nuevo sistema de trabajo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios