Reporteros Sin Fronteras edita la lista negra de los países que más limitan la libertad de prensa

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
El país más mortífero para la profesión es Irak
El país más mortífero para la profesión es Irak
La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha editado un ránking con los países que más limitan los derechos de los periodistas. Corea del Norte encabeza la lista, seguida por otros países de Asia Oriental como Birmania, China, Vietnam o Laos. En el polo opuesto, las naciones que más protegen la libertad de prensa, según RSF, son Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Islandia, Noruega y Holanda, auténticos remansos de paz para los periodistas. España es junto a Italia el país de la Unión Europea peor parado
Según la clasificación de Reporteros sin Fronteras, Italia y España no se caracterizan por tener un panorama mediático muy saludable. En Italia, el conflicto de intereses de Silvio Berlusconi, que es a la vez Presidente del Consejo y propietario de un imperio de comunicación, continúa pesando sobre la independencia del sector audiovisual. Su relativa mala clasificación incumbe este año a la justicia, que ha multiplicado las decisiones liberticidas, como condenas de cárcel para delitos de prensa, registros y violaciones del secreto de las fuentes.

Por su parte, España debe su puesto al hecho de que ETA ha reanudado la campaña de terror contra los periodistas que no comparten sus puntos de vistas sobre la política internacional, o la situación en el País Vasco. El sitio se explica también por la manipulación informativa y las presiones directas ejercidas, sobre los medios de comunicación públicos, por el gobierno de José María Aznar, cuando los atentados del 11 de marzo de 2004.

En otras partes del mundo, RSF denuncia que no es sólo que haya países donde se violan derechos de la ciudadanía o se hostiga a los periodistas, sino que persisten regiones donde la libertad de prensa es simplemente inexistente y los periodistas están sometidos a represión y censura cotidianas. Con todo, el país más mortífero para la profesión es Irak, donde han matado ya a 56 periodistas y a 15 colaboradores desde el comienzo del conflicto, en marzo de 2003.

Desgraciadamente existen en el mundo muchos otros puntos negros para la libertad de prensa. Cuba es, después de China, la mayor cárcel del mundo para los periodistas (con 26 detenidos). En Turkmenistán y Eritrea, no existe ninguna prensa privada. Los habitantes de esos países no tienen más fuente informativa que los medios de comunicación del Estado, dóciles reproductores de la propaganda oficial.

Por el contrario, entre los veinte países que más fomentan la independencia de la prensa, sólo hay tres que no son europeos: Nueva Zelanda, Trinidad y Tobago, y Canadá.

Otras pequeñas democracias, normalmente pobres, también aparecen entre los países que tradicionalmente respetan más la libertad de prensa, como El Salvador y Costa Rica en América Central; Cabo Verde y Namibia en África; o Timor-Este en Asia.

Para establecer esta clasificación Reporteros sin Fronteras pidió a sus organizaciones colaboradoras (14 asociaciones de defensa de la libertad de expresión, dispersas en los cinco continentes), a su red de 130 corresponsales, y a periodistas, investigadores, juristas o militantes de los derechos humanos, que respondieran a 52 preguntas que permiten evaluar la situación de la libertad de prensa en un país. En ella aparecen 167 naciones; las demás no están, por falta de informaciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios