www.gacetadeprensa.com

El ejército de EEUU mantiene incomunicado a un cámara iraquí de Reuters

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La agencia británica de noticias Reuters ha solicitado al ejército estadounidense que libere inmediatamente o que dé explicaciones sobre la detención de un periodista iraquí que trabaja para la agencia, quien permanece incomunicado desde hace dos semanas.
Un portavoz del ejército se negó a informar de la causa de la detención de Ali Omar Abrahem al-Mashhadani, de 36 años, que trabaja como cámara y fotógrafo independiente y colabora con la agencia desde hace un año en Ramadi, capital de la región de Anbar.

El teniente coronel Guy Rudisill, portavoz de las operaciones de detención del ejército de Estados Unidos en Irak, dijo que el periodista se encuentra actualmente en la prisión Abu Ghraib, en Bagdad: “No se le permitirá recibir visitas durante los próximos 60 días”.

David Schlesinger, editor global de Reuters, dijo: “Estamos muy preocupados y consternados por esta inexplicable y prolongada detención de un periodista que trabaja para nosotros e instamos al ejército estadounidense a liberarlo o informar debidamente de cuáles son las acusaciones en su contra”.

El relato de la familia de Mashhadani sobre su arresto, el 8 de agosto, sugiere que las imágenes encontradas por marines estadounidenses en sus cámaras durante una inspección en el vecindario motivaron la detención. Los familiares dijeron que los soldados se pusieron violentos mientras revisaban su casa después de ver las imágenes que contenían las cámaras y la computadora de Mashhadani.

Reuters entregó al ejército de Estados Unidos material publicado de Mashhadani que ilustra escenas de conflicto y hombres armados operando a la vista de civiles. Nada en su trabajo indica que se dedique a actividades incompatibles con su situación de periodista independiente.

Los responsables del ejército estadounidense no respondieron a la demanda de Reuters de ampliar la información brindada sobre Mashdani ni a la propuesta de los editores de la agencia de reunirse con ellos para esclarecer las actividades del periodista.

Periodistas de Reuters y otros medios en Irak han sido erróneamente acusados en el pasado por el ejército estadounidense de tener información previa sobre ataques. Aparentemente las sospechas surgieron por la rapidez con que los periodistas llegan al lugar de los hechos.

Durante el año pasado, tres iraquíes que trabajaban para Reuters fueron arrestados después de arribar rápidamente al área en que fue derribado un helicóptero estadounidense cerca de Faluya. Los periodistas, junto a otro iraquí que trabajaba para la cadena de noticias NBC, dijeron que fueron objeto de abusos sexuales y golpeados por soldados estadounidenses durante tres días antes de ser liberados debido a la presión ejercida por los medios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios