La Tercera Pata de la Mesa

La Tercera Pata de la Mesa

Antonio de la Rosa Domínguez, Presidente de la Agrupación de Vendedores de Prensa de Sevilla y FANVEP

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Como Presidente de la Agrupación de Vendedores de Prensa de Sevilla, y de la Federación Andaluza de Vendedores de Prensa (FANVEP), me siento orgulloso de pertenecer a Covepres, ya que comenzamos a ser mayoría en España, y esperamos que asociaciones como Madrid Centro o Barcelona Centro entren a formar parte de esta gran familia. Muchas veces pienso que estas agrupaciones nacionales se ven con una fuerza e independencia que no es real, ya que el verdadero empuje se consigue con la unión del sector. Al fin y al cabo vendedores de prensa somos todos, tanto los que pasan muchas horas a pie de calle como aquellos que poseen un local de librería y prensa. Debemos empezar a pensar que aquello que negocia cada uno en su provincia con las empresas locales no tiene nada que ver con el conjunto nacional del sector, ya que la unión es necesaria para enfrentarnos a los grandes gigantes del mundo editorial y de la distribución. Nuestro gremio sería más escuchado si algunas agrupaciones no nos creyéramos más importantes que otras.

La única posibilidad que existe para solucionar los conflictos existentes entre vendedores y distribuidores es que se cree una mesa redonda con la participación de representantes de los sectores implicados, es decir, vendedores, distribuidores y editores. Hoy en día esa mesa se tambalea, ya que sólo tiene dos patas y falta una vital, la de los vendedores de prensa.
¿No creen ustedes, señores editores, sobre todo de revistas, que ya es hora de ponerle las tres patas a la mesa? ¿Qué miedo se tiene a que el vendedor de prensa tenga acceso a los problemas económicos o beneficios de las empresas distribuidoras y editoras, si de nuestra parte no se va a exigir más? Observo que con este talante está ausente un término que se utiliza mucho, y del que nosotros vivimos, que no es otro que comunicación. Esa comunicación no es transmitida a un punto de venta, por ejemplo si un producto se quiere o no recibir, puesto que ustedes echan balones fuera, y cambian el registro a frases del tipo: ¡Devuélvalo si no lo quiere! Este tipo de relación no es la que desean los profesionales de la venta de prensa, que sólo quieren las revistas que son productivas hasta que llega la próxima. Sin embargo se tienen que conformar con lo que sirven, cobrándoles cuando quieren y como quieren. Por eso muchas revistas ven poco la luz, por mucha publicidad que lleven a cabo, y por mucho que insistan en su exposición y buen trato en el kiosco.

En definitiva, creo que pertenecemos al mundo de la información, y editores y distribuidores deberán reflexionar qué tipo de información están facilitando a su mejor cliente, el vendedor de prensa. Así me despido, recordando igualmente a editores y distribuidores que busquen cuál es la pata que falta en la mesa, y así eliminar el malestar que existe en toda la red de venta nacional.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios