www.gacetadeprensa.com

Condenada a prisión una periodista de “The New York Times” por negarse a revelar sus fuentes

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La periodista de “The New York Times”, Judith Miller, ha sido condenada a prisión por un juez de Washington tras negarse a revelar la identidad del miembro del Gobierno de los Estados Unidos que le filtró, en verano de 2003, la identidad de la agente secreta de la CIA Valerie Plame, esposa de un ex embajador. El otro periodista implicado en el caso, Matthew Cooper, de la revista “Time”, ha eludido la cárcel al acceder a revelar sus fuentes ante el juez.
Cooper y Miller se negaron durante meses a comparecer ante un jurado. En el país norteamericano, revelar a sabiendas la identidad de un agente secreto es un delito federal y está penado por la ley con un máximo de 10 años de cárcel. Pero como se desconoce quién fue la fuente y cuáles sus intenciones, a pesar de los dos años de pesquisas aún no se ha podido determinar si existe o no delito.

El juez Thomas Hogan ordenó el encarcelamiento inmediato de Miller y dijo que ésta permanecerá en prisión hasta el próximo mes de octubre, cuando acaba el mandato del gran jurado que está investigando el asunto, o antes, si decide testificar.
"Si los periodistas no pueden dar garantías a sus fuentes, entonces los periodistas no pueden trabajar y no pueden tener libertad de prensa", afirmó Miller en su defensa. Por su parte, el director de “The New York Times”, Bill Keller, calificó la sentencia de "un acto draconiano que castiga a una periodista honorable". Keller subrayó que Miller había tomado "una decisión valiente y según sus principios".

El otro periodista afectado por haber publicado el nombre de Plame, Cooper, explicó que recibió "el consentimiento personal" de su fuente para que revelara su identidad. "Por lo tanto, estoy preparado para testificar", afirmó.

El jueves de la semana pasada, su publicación, “Time”, tomó la iniciativa de entregar sus libretas de notas a la justicia, con la esperanza de que las informaciones que contienen satisficieran a los investigadores, algo que no ocurrió.

El semanario “Newsweek” publica esta semana que el nombre que la justicia busca es el de Karl Rove, el principal asesor político de George Bush. El ultraconservador Rove, según la prestigiosa revista, lo habría hecho para vengarse del marido de Valerie Plame, el ex embajador Joseph Wilson, quien publicó un artículo en “The New York Times” contra la guerra de Irak. Rove ha negado los hechos a través de su abogado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios