www.gacetadeprensa.com

La BBC comienza con su plan de despidos y anuncia que prescindirá de 1730 trabajadores

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Es el primer paso para el proceso de reestructuración que la cadena tiene previsto llevar a cabo. Cerca de 5.000 trabajadores se verá amenazados y muchos colaboradores serán trasladados a otras localidades. Además parte de la programación será encargada a empresas británicas.
Los cambios en el departamento de Servicios Profesionales de la corporación, que incluye los departamentos de Estrategia y Distribución, Política y Abogacía, Financias, Propiedad y Asuntos de la Empresa, Recursos Humanos y Marketing, Comunicación y Audiencias, afectarán a los 980 puestos que quedarán eliminados. Además, otros 750 trabajadores serán sustituidos por contratas fuera de Reino Unido.

En total se espera ahorrar 515 millones de euros, 35 millones más de los que se calcularon en diciembre pasado.

El grupo de comunicación público británico BBC emprendió una nueva aventura empresarial recientemente al plantear la venta de su división comercial internacional, BBC Worldwide. El emporio incluía los canales BBC América y BBC Prime, 26 revistas, así como actividades de marketing y de ventas internacionales del grupo, y para ello inició conversaciones con gigantes como Walt Disney Corporation, Bertelsmann y Time Warner, que podrían estar interesados en la compra.

Esta decisión respondía a la intención de recortar los costes que tantos quebraderos le han traído en los últimos meses, según reconoció el propio Mark Thompson, director de la cadena, que planteaba una nueva estrategia para el grupo. ‘Durante los diez próximos años vamos a necesitar amasar dinero para poder crear programas sensacionales’, declaró en su momento.

Lo que nadie se esperaba es que la nueva estrategia pasase por el despido de una cuarta parte de la plantilla, para que se puedan controlar estos gasto, y de paso justificar ante el erario público las subvenciones que recibe y que ascienden a 2.800 millones de libras.

Tras los escándalos del informe Kelly y la guerra de Irak, la BBC y su nuevo presidente Thompson, pretenden dar un giro a la política económica de la empresa, cuyo déficit se sitúa en 249 millones de libras.
"Empezamos de forma fuerte, lo que demuestra que apostamos por un cambio serio que garantiza que vamos a maximizar el valor de nuestros ingresos en beneficio de la audiencia", ha señalado Thompson. "Necesitamos una BBC más simple, operativamente más ágil, lista para tomar el liderazgo creativo en un futuro digital diferente y con muchos desafíos", sentenció.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios