Información Sin Excesos

Información Sin Excesos

Rodrigo Fino / Fuente: www. revista-ideasonline.org

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Algunas buenas costumbres no pasan de moda. Otras vuelven impulsadas por las nuevas viejas tendencias. Y el diseño editorial no está al margen de esto. La información hoy en día sobre abunda, y no es la falta sino el exceso lo que ha convertido al entorno multimedia en un laberinto infinito de posibilidades, provocando que el lector llegue a las páginas de nuestros periódicos con el menú básico informativo satisfecho y bien conocido gracias a la Televisión, la Radio o la Internet. Tal vez por eso la sana costumbre de confeccionar un diseño simple, ágil, liviano ha retornado con ansias de perpetuidad. Por que la buena información (esa que sorprende al lector con algo nuevo, que agrega valor intelectual a una audiencia determinada) no necesita de adornos que le quitan singularidad y precisión.

La decoración sin sentido convierte en una obviedad a la información, la vuelve prescindible, redundante y sin valor. Pero, ¿ha retornado o nos hemos olvidado por un largo tiempo, nosotros los diseñadores, de honrar a las premisas básicas del diseño? Definitivamente lo segundo ha provocado que el empacho visual que hemos generado en décadas pasadas nos haya empujado a recuperar algunas de ellas en este último tiempo.

Sería bueno repasar algunas ideas básicas de un buen diseño:
1. Si piensa que con cuatro familias tipográficas resuelve el diseño de una página, igual que en el juego de la oca, retroceda y vuelva a empezar, tal vez con una sola sea suficiente.

2. Revisite el libro de estilo, recuerde que no muerde y está para algo más importante que guardarlo en el último cajón de su escritorio. Si no tiene uno, entonces estará en problemas.

3. Si ha colocado más de seis filetes para ornamentar un pieza como recuadros o cabezales, haga un alto en el camino, de una vuelta por ahí, tome aire fresco y regrese a la computadora, verá que con dos queda igual de bueno.
La simpleza de un diseño ayuda a la asimilación y lectura de la información haciendo el entorno de página más amigable y digerible. No le arruine el día al lector con diagramaciones imposibles y caóticas donde el ojo hace maratónicas hazañas para poder leer un sumario, demasiado tiene ya con ese titular que le comunica que su dinero jamás saldrá del corralito.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios