www.gacetadeprensa.com

El editor Pedro Serra cumple sus amenazas y demanda a “Diario de Mallorca”

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
El editor del diario “Última Hora”, ha interpuesto una demanda contra Editora Balear, editora de “Diario de Mallorca”; contra el director del mismo, José E. Iglesias; el jefe de la sección de Cultura, Josep J. Rosselló; y el articulista Eduardo Jordá, por una serie de artículos de opinión relacionados con el museo del Baluard en los que se mostraba una imagen del editor tendente a ‘ridiculizarle, menospreciarle, insultarle y hacerle objeto de burla de forma incesante’, según se recoge en la denuncia. “Diario de Mallorca” y “El Mundo Balears” cuestionaban a través de sus páginas la gestión que Serra hacía de la Fundació Es Baluard, de la que éste es presidente. Serra asegura que se tratan de ataques personales contra su persona, mientras que la oposición periodística defiende su libertad informativa.
Las amenazas del editor Pedro Serra contra “Diario de Mallorca” se han cumplido con la denuncia de Serra contra el rotativo.

Los hechos comenzaron por una serie de artículos de opinión publicados por el periódico, que para Serra, eran objeto de ‘un largo proceso de frontal acoso personal’ tendente a ‘ridiculizarle, menospreciarle, insultarle y hacerle objeto de burla de forma incesante’.

El pasado mes de junio presentó un escrito notarial ante el Juzgado de 1ª Instancia núm. 14 de Palma señalando que desde la constitución de la Fundació Es Baluard, Museu d´Art Modern i Contemporani de Palma, el rotativo comenzó ‘una verdadera campaña de desprestigio de la persona del Sr. Serra, campaña que tiene todos los visos de ser una operación totalmente programada y planificada para lograr transmitir una imagen de mi principal verdaderamente despreciable’.

Según el abogado del denunciante, Bartolomé Domenge Amer, ‘las referencias de carácter ofensivo al Sr. Serra por parte de “Diario de Mallorca” han sido incontables a lo largo de los años 2003 y 2004’. Considera que ‘es prácticamente imposible’ reproducir tales alusiones, y distingue entre ‘expresiones intrínsecamente insultantes y/o vejatorias’ y ‘atribución de irregularidades administrativas’; entre ‘imputaciones difamantes, menospreciativas y degradantes’ y ‘ridiculización con frases en tono de burla’; entre ‘imputación de conductas delictivas’ y ‘presunciones de fraude fiscal’, que ‘han producido un evidente daño moral’ a su cliente quien ‘se ha visto de forma continuada vilipendiado y menospreciado desde las páginas de “Diario de Mallorca”, que ha transmitido una imagen negativa y distorsionada de su persona’.

Además consideró que los términos utilizados ‘exceden totalmente el ámbito de libertad de expresión’, y únicamente tienen la finalidad de plasmar ‘una imagen negativa’ del demandante, para lo que establecía una cuantía de 240.000 euros por daños morales.

Por su parte, el periódico publicó en aquel entonces en su edición diaria que ‘la demanda, presentada el 21 de diciembre, es una directa concreción de la amenaza de acciones judiciales lanzada por el editor Pedro Serra en un requerimiento notarial remitido al director de “Diario de Mallorca”, el pasado 2 de agosto de 2004, para que cesara en la línea informativa crítica con el Baluard’, y que ‘toda la actuación deja de lado las informaciones y artículos de opinión publicados desde febrero de 2001, cuando se comenzó a presentar el proyecto, así como los distintos cambios en su configuración administrativa desde el primer convenio firmado entre Cort y la Fundació d´Art Serra’.

El problema viene derivado de las informaciones publicadas por “Diario de Mallorca” y la edición de “El Mundo” de Baleares en las que se cuestionaba una dudosa gestión de la Fundación Museo Baluart.

Serra, es el editor del periódico “Última Hora”, la competencia directa de “Diario de Mallorca” en la isla, ambos con una tirada muy similar aunque este último supera a “Útima Hora” en Mallorca capital. Además es propietario de Antena 3 Radio y TV de Baleares, y tiene participaciones en una de las mayores constructoras de las Islas Grup Fer, de la que es socio Bartolomé Cursac, dueño de las principales discotecas de Mallorca, de concesionarios de coches, y uno de los mayores accionistas de Mallorca Club de Fútbol, entre otras cosas.

Sin embargo las denuncias por parte de la prensa opositora no fueron tanto por la transparencia informativa, sino por la gestión por parte de Serra de la Fundació Es Baluard, algo que el editor consideró un ataque personal, mientras que desde la prensa se defendía la libertad informativa. Sin embargo, las tres instituciones públicas que forman parte de la Fundació Es Baluard: Cort, Consell y Govern, ratificaron la denuncia de Serra, que según “Diario de Mallorca”, apoyaron la condena aunque ‘no dieron ejemplos claros de qué informaciones falsas había publicado “Diario de Mallorca” sobre Es Baluard’.

Según “Diario de Mallorca”, el escrito notarial establecía el total de obras que la Fundació d´Art Serra ha ingresado en Es Baluard. El menor número, donaciones al Ayuntamiento de Palma (68), mientras que cedía otras 190 obras por un periodo de treinta años, con una valoración de 4,8 millones y otras 84 cesiones por un menor tiempo, cuatro años, tasadas en 3,87 millones’. Serra consideró que las informaciones excedían ‘totalmente el ámbito de libertad de expresión’, y únicamente tenían la finalidad de plasmar ‘una imagen negativa’ del demandante. Pero desde la prensa se cuestionaba por qué el Museo contenía un patrimonio, en su mayoría propiedad de Serra, y con qué fines. Ahora el demandante reclama una cuantía de 240.000 euros por daños morales mientras en la prensa de la isla se sigue defendiendo la libertad de información y crítica.

Esta demanda se suma a la dinámica emprendida en los últimos meses por Serra, que ha interpuesto acciones judiciales contra diferentes medios de comunicación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios