www.gacetadeprensa.com

Un grave error de comunicación del Ministerio del Interior pudo poner en peligro una operación policial

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
De haber llegado a publicarse la noticia la operación policial se hubiese visto frustrada
De haber llegado a publicarse la noticia la operación policial se hubiese visto frustrada
El Ejecutivo anunció ‘por error’ la captura de tres terroristas islamistas cinco horas antes de que las fuerzas de seguridad los detuvieran realmente. La nota de prensa, enviada a las Redacciones, detallaba como se habían sucedido las detenciones, lo que pudo poner en grave peligro la operación. Desde el Ministerio ya han pedido disculpas y finalmente la operación no se frustró porque los medios no llegaron a difundirla, aunque el CNI ha manifestado su malestar por un error de esta envergadura
Un “gravísimo error”. Así han calificado fuentes de la lucha antiterrorista, la metedura de pata del Gobierno con la difusión de una nota de prensa en la que se detallaba que tres terroristas islamistas habían sido detenidos en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), aportando incluso sus nombres. El problema es que la nota enviada a todos los medios se produjo seis horas antes de que realmente se produjese la detención, lo que pudo poner en peligro la propia operación. Dio la casualidad de que los medios no lo difundieron, porque de haber sido así, los supuestos terroristas habrían escuchado su propia detención, dándoles un margen de tiempo de horas para huir.

A las 21.26 horas llegaba la nota a la Redacción, y cinco minutos después, y con la suerte de que nisiquiera los medios digitales tuvieron tiempo de difundirlo, llegaba otro comunicado urgente pidiendo que no fuera difundida la nota precedente que quedaba ‘embargada hasta las 06:00 horas de mañana 22 de diciembre’. En la nota se podía leer ‘Desarticulada una célula islamista que trataba de comprar explosivos’ sin escatimar datos. Aseguraba que los arrestados trataban de obtener material para fabricar bombas fuera de España, que la Policía realizaba en esos momentos registros en varios domicilios, un locutorio y una carnicería islámica, e incluso los nombres de los que todavía no habían sido detenidos, Majid Bakkali, Mohamed Douha y Abdelkader Fauhaoui, además de especificar las localidades catalanas donde se había procedido a su detención.

Los agentes de la lucha antiterrorista consideran que el error ‘puso en peligro toda la operación, pues la nota que se envió incluía los nombres de los terroristas a los que íbamos a detener e, incluso, las localidades donde lo íbamos a hacer’, aunque desde el Ministerio han señalado que la operación policial no corrió peligro en ningún momento, porque los marroquíes estaban controlados y no habrían podido escapar.

Además la nota resaltaba que ‘en la operación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, coordinados por el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista, han sido detenidos tres individuos’. El Centro Nacional de Inteligencia (CNI), en parte responsable de que se pudiese producir la operación gracias a los datos aportados, ha manifestado su malestar por un error de esta envergadura, ya que pudo causar el fracaso de la operación y su ridículo.

Un tercer correo electrónico, remitido a las 01:13 horas, que se titulaba ‘aviso urgente del Ministerio del Interior’, instaba a los diversos medios que no dieran ‘ninguna información’ sobre la operación ‘para garantizar el buen desarrollo’ de la misma. Finalmente, a las 06:41 de ayer, los medios recibían ya la nota con todos los datos de las detenciones, que se había producido finalmente a las 3.30 de la madrugada,
Fuentes oficiales del Ministerio del Interior han reconocido ‘el error’, que atribuyen a uno de los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado destinado en el servicio telegráfico que redactó la nota por adelantado ‘para, cuando se produjeran las detenciones, facilitar la información lo más rápidamente posible a los medios de comunicación’. ‘Había instrucciones precisas para que no se distribuyera hasta las 8:15 horas del día siguiente’, pero el agente de guardia la noche del martes tomó por error de la intranet del Ministerio el texto -calificado por Interior de “primer borrador”-, lo incluyó en un mensaje de correo electrónico e intentó dejarlo preparado para que el e-mail fuera enviado por un compañero a la mañana siguiente. Sin embargo, por error, lo mandó en ese mismo momento. Tras ser consciente de su equivocación, el funcionario sufrió una grave crisis nerviosa, según fuentes oficiales del departamento de José Antonio Alonso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios