www.gacetadeprensa.com

Se reabre uno de los quioscos con más solera de Cantabria

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Este es el único quiosco en la calle para los 11.000 vecinos del municipio
Este es el único quiosco en la calle para los 11.000 vecinos del municipio
Se trata del situado en Los Corrales de Buelna que vuelve a abrir sus puertas estrenando nueva ubicación en el centro de la localidad. Se trata de un histórico de la región, el único situado en plena calle, para abastecer a las más de 11.000 personas del municipio, y a pesar del nuevo emplazamiento, seguirá por el momento conservando su nombre, el Quiosco de la Estación
Los Corrales de Buelna, es un municipio cántabro que reúne a cinco pueblos aledaños que suman más de 11.000 habitantes. Y aunque parezca increíble para esta gran demanda de información, en plena calle sólo existe un quiosco, el de La Estación, que acaba de reabrir sus puertas en la Avenida Cantabria.

Este punto de venta es de los tradicionales, de los que conservan el toldo a pie de calle, para ofrecer las últimas novedades editoriales a los habitantes de este municipio. El motivo de su última clausura fueron las obras de eliminación del paso a nivel de la estación de ferrocarril, de dónde cogió su nombre, y ahora reabre sus puertas en el centro de la localidad desde las cinco y media de la mañana. Lo hace en la Avenida de Cantabria, justo enfrente de la estación de autobuses, cambiando de medio de locomoción pero no de nombre, ya que seguirá conservando el de Quiosco de la estación.

Al frente seguirá estando Adela Fernández, que regenta el quiosco desde hace más de veinte años, desde que Felipe Ansorena lo dejase por una tienda de golosinas y helados, y que pretende dejar el negocio por el que hasta ahora es su ayudante, su propio hijo.

No es la primera vez que este histórico de la prensa asturiana sufre un cambio de ubicación, pero siempre ha estado asociado a los puntos con más tránsito de la localidad. Antes de la Guerra Civil, el quiosco se abrió en la plaza de La Rasilla, pleno centro neurálgico del pueblo, muy cerca de lo que entonces era el Casino y donde se celebraban las fiestas de San Juan. Más tarde se trasladó a las proximidades de la Estación de Renfe, en la Avenida José María Quijano, aprovechando el tránsito de viajeros que cada día se trasladaban a la fábrica que dio nombre a la avenida. Ahora se vuelve a trasladar pero siguiendo la línea de sitios más frecuentados, ya que la Avenida Cantabria cuenta con ser la sede de la estación de Autobuses, y de estar muy cerca del Ayuntamiento Nuevo y del teatro Municipal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios