www.gacetadeprensa.com

La BBC reduce en un 10% su plantilla y despide a 2.900 trabajadores

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La reducción de plantilla supondrá un ahorro de 320 millones de libras a la empresa
La reducción de plantilla supondrá un ahorro de 320 millones de libras a la empresa
Según ha anunciado su director el reajuste de plantilla afectará a más de 4.000 personas. 2.900, serán despedidas y otras 2.000 serán trasladadas de Londres a Manchester con el fin de modernizar la empresa y mejorar su programación. La Federación Internacional de Periodistas ha condenado la decisión argumentando que responde a presiones políticas
Como ya informó “Gaceta de Prensa”, el grupo de comunicación público más importante del Reino Unido, la cadena BBC, tenía previsto realizar una reorganización de su estructura según ha confirmado hoy su director, Mark Thomsom. Esto significaría que un total de 2.900 trabajadores, cerca del 10% de su plantilla, serán despedidos y además se trasladará a otros 2.000 de Londres a Manchester con el objetivo de modernizar la empresa y mejorar la programación, y reflejar ‘mejor las audiencias británicas’, según alega la organización. Además, muchos colaboradores serán trasladados desde la capital a otras zonas como Manchester, Birmingham, Glasgow, Belfast o Bristol, debido a la externalización de la programación en manos de empresas privadas, en una operación presidida por Michael Grade. Además, estos traslados afectarán a la radio, los programas para niños, los de deportes, es decir, Radio 5 Live, BBC Sport y los canales infantiles CBBC y CBeebies, aunque tardarán en completarse hasta un máximo de cinco años.

El grupo de comunicación público británico BBC emprendió una nueva aventura empresarial recientemente al plantear la venta de su división comercial internacional, BBC Worldwide. El emporio incluía los canales BBC América y BBC Prime, 26 revistas, así como actividades de marketing y de ventas internacionales del grupo, y para ello inició conversaciones con gigantes como Walt Disney Corporation, Bertelsmann y Time Warner, que podrían estar interesados en la compra.

Esta decisión respondía a la intención de recortar los costes que tantos quebraderos le han traído en los últimos meses, según reconoció el propio Mark Thompson, director de la cadena, que planteaba una nueva estrategia para el grupo. ‘Durante los diez próximos años vamos a necesitar amasar dinero para poder crear programas sensacionales’, declaró. Lo que nadie se esperaba es que la nueva estrategia pasase por el despido de un 10% de su plantilla, para que se puedan controlar estos gastos, y de paso justificar ante el erario público las subvenciones que recibe y que ascienden a 2.800 millones de libras. Además, la dirección de la BBC incluso se podría estar planteando la supresión del informativo de la una de la tarde, que sería reemplazado por una conexión en directo con el canal BBC News 24 horas, según señala el periódico británico.

Estas medidas, que supondrán un ahorro de 320 millones de libras (unos 460 millones de euros), afectarán principalmente a los departamentos de administración -recursos humanos, formación, administración y servicios legales-, señaló Thomson, quien destacó que estos recortes son necesarios para poder inyectar en la renovación de la programación una proporción mayor del canon, el impuesto aplicado en Reino Unido por el hecho de poseer un televisor. "Debemos gastar menos en procesos y más en contenidos”, destacó Thomson, quien precisó que los recortes supondrán una reducción de costes del 15% en todos los departamentos de contenidos.

La BBC centrará su interés en la ‘excelencia’ de los programas, centrándose en las noticias y asuntos de actualidad, comedia, drama y música, con el objetivo de demostrar su valor como servicio público antes de la renovación, a principios de 2007, de la ‘carta real’, que con una duración de diez años define sus objetivos y le permite recibir su parte del canon.

Tras los escándalos del informe Kelly y la guerra de Irak, la BBC y su nuevo presidente Thompson, pretenden dar un giro a la política económica de la empresa, cuyo déficit se sitúa en 249 millones de libras.

Por su parte, el representante de los sindicatos, Gerry Morrisey, expresó su voluntad de que la BBC inyecte más dinero en la producción, los servicios técnicos y las noticias, aunque reconoció que ‘no es una Navidad muy feliz’ para los trabajadores que sean trasladados o que pierdan sus puestos de trabajo.

Incluso la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha condenado el plan de la BBC al considerarlo una seria amenaza a ‘la esencia de los valores de los servicios públicos’. ‘La BBC tiene una reputación en casa y en el extranjero por la calidad de la programación y los valores de los servicios públicos’, afirmó el secretario general de la FIP, Aidan White, quién agregó que ‘los últimos recortes dañarán la moral y podrían socavar la esencia de estos valores’. En este sentido la organización denuncia que se pueda seguir ‘el ejemplo y las prácticas de la BBC’, que ‘está respondiendo a la presión de intereses políticos hostiles y predadores del sector privado que están en contra del carácter público de la radiotelevisión’. Además, el director de la federación de periodistas destacó que ‘el sacrificio de empleos, la venta de activos y la privatización de secciones de la compañía no protegerán a la BBC de los ataques de sus enemigos’.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios