www.gacetadeprensa.com

La crisis de la portada del diario “Metro” se salda con el despido de tres de sus directivos

Descárguese la portada falsa en PDF.

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La portada falsa 'costó la cabeza' de tres directivos
La portada falsa "costó la cabeza" de tres directivos
Al final la sangre llegó al río. La polémica portada comercial que pretendía ser un reclamo para el cine y un punto a favor del diseñador de la misma, curiosamente el hijo del director general de la cabecera en España, Carlos Oliva-Vélez, se ha convertido en una escabechina que ha dado lugar al despido de tres directores importantes. La salida de Francesc Marquez, Ramón Pedrós y Pablo Danuzzo, ha sido el colofón de una aventura que comenzó cuando un intrépido comercial tuvo la genial idea de ofrecer la portada del medio a una empresa publicitaria con noticias falsas rodeando a la actriz Paz Vega con un cartel de “Se Busca”
El implacable consultor aterrizado de Estocolmo no ha tenido piedad y ha considerado que la manera de cerrar la crisis es hacer borrón y cuenta nueva. El problema es que la crisis no se cerrará tan fácilmente. Los problemas del diario “Metro” podrían ser otros: endogamia corporativa, fichaje de directivos en función de ideología política para captación de publicidad institucional, intrusismo y agresividad publicitaria y modos y maneras que dejan mucho que desear en un periódico que debería ser reflejo de transparencia y buen hacer en la prensa gratuita, que puede y debe hacerse un hueco en el mercado como prensa de calidad y buen trabajo.

Ramón Pedros es un ejemplo de esa profesionalidad, al parecer, su buen hacer en el periódico está fuera de toda duda, y sus funciones en el aspecto comercial del medio, sobre contrato, estaban excluidas. Pedrós, al enterarse de la intrépida idea de la portada, según fuentes de “Gaceta de Prensa”, envío sendos correos electrónicos al director general y al presidente mostrándose en contra de la misma, sin embargo, al final se realizó la impresión. Su contrato tuvo mucho que ver con ser director del gabinete de comunicación de Jordi Pujol; no obstante, cuando perdieron las elecciones, las cosas cambiaron, se le propuso ir a Madrid y se le “ascendió” a la rusa para mantenerle apartado de tareas ejecutivas, su situación resultaba incómoda y ahora se ha demostrado. Pedrós tomará probablemente acciones legales contra la empresa.

La purga parece que tiene más que ver con ajustes de cuentas que con una malograda idea de marketing de excesiva creatividad. Al parecer, el culebrón de la portada de “Metro” dará mucho que hablar, porque los problemas de las grandes editoriales contemporáneas no se resuelven con despidos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios