www.gacetadeprensa.com

CECU recomienda incrementar las medidas de prevención para evitar la salmonelosis

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
CECU recomienda incrementar las medidas de prevención para evitar la salmonelosis
Cada verano se producen casos de toxiinfecciones (enfermedades producidas al comer alimentos contaminados con microorganismos, especialmente bacterias) en nuestro país. En la mayoría de los casos de toxiinfección alimentaria la responsable es la Salmonella. Los alimentos se suelen contaminar a través de los útiles de cocina, las tablas de corte, las manos de los manipuladores o el agua con un inadecuado tratamiento. Los alimentos implicados más frecuentemente son los productos cárnicos (especialmente el pollo), los huevos (fundamentalmente en mayonesas), las cremas, la leche y los productos lácteos no tratados. A continuación destacamos algunos consejos para evitar esta enfermedad
Como toda precaución es poca a la hora de evitar molestas toxiinfecciones en mitad de las vacaciones, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) quiere dar una serie de recomendaciones para evitar, en la medida de lo posible, que este año se repitan.
• En primer lugar, los propietarios o gerentes de establecimientos que manipulen alimentos para su distribución al consumidor han de tener un especial cuidado en varios puntos esenciales como son: utilización inmediata o dentro de los tres o cuatro días siguientes (siempre que se mantengan en frigorífico) de carnes o pescados frescos. Los preparados como salsas, mayonesas... deben consumirse de inmediato o en un máximo de 24 horas si se conservan en frigorífico.
• Los alimentos deben estar el mínimo tiempo necesario en temperatura ambiente, separando los crudos de los preparados. Ojo con las fechas de caducidad y consumo preferente.
• El local debe reunir unas condiciones higiénicas y de limpieza mucho mayores que en otros períodos menos calurosos.
• Los encargados de manipular los alimentos deben tener la formación adecuada como manipuladores de alimentos y un especial cuidado con su higiene personal, comunicando a su establecimiento una posible enfermedad. No fumar ni toser encima de los alimentos y en caso de tener heridas, cubrir con apósitos o similares. Utilizar una vestimenta exclusiva para el trabajo, y llevar el pelo recogido.
• Si la toxiinfección se produce en un restaurante o bar, en el momento que tengamos los síntomas acudiremos al centro de salud u hospitalario más cercano, donde nos harán los pertinentes análisis. Seguidamente, en persona o a través de algún familiar, podemos realizar una reclamación en la asociación de CECU más cercana para solicitar los daños y perjuicios pertinentes, aportando el ticket o factura que siempre debemos exigir y los documentos o informes médicos que demuestran cómo ocurrieron los hechos. Asimismo, lo comunicaremos a la Administración para que envíe la inspección pertinente para la toma de muestras.
• Para evitar que podamos contraer este tipo de toxiinfecciones en casa, es recomendable seguir estos consejos básicos:
- Eliminar los nutrientes de las superficies: los alimentos por sí mismos son nutrientes para los microorganismos. Para evitar que éstos proliferen en las superficies y utensilios de cocina debemos eliminar los restos de alimentos que pueden quedar tras su elaboración y que producen suciedad. Es decir la limpieza es fundamental.
- Conservar los alimentos a temperaturas en las que las bacterias no pueden crecer: frío (la refrigeración hace que se retrase el crecimiento bacteriano y la congelación lo paraliza aunque no las destruye), calor (con un cocinado adecuado se destruyen la mayor parte de las bacterias, aunque no todas). Los alimentos, una vez cocinados deben consumirse inmediatamente y, si no es así, refrigerarse o conservarse bien calientes.
- Reducir la humedad: es conveniente conservar las carnes separadas de sus salsas, por ejemplo, y no contribuir a un exceso de humedad en el ambiente de las cocinas o de los refrigeradores.
- Evitar el contacto con el aire contribuye a mantener los alimentos. Por ejemplo, los envasados al vacío se conservan durante más tiempo. En los hogares podemos reducir el oxígeno disponible conservando los alimentos en recipientes adecuados del menor tamaño posible, envolviéndolos en film plástico o de aluminio, o cubriéndolos con aceite.
- Acidificar los alimentos es una forma de conservarlos añadiendo vinagre o limón (por ejemplo, los encurtidos).

Hay que tener en cuenta que el hecho de iniciar una reclamación no es sólo para resarcirnos de los daños causados, sino, sobre todo, para evitar que estos casos proliferen año tras año.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios