Editores y periodistas vigilados en la red según ‘Reporteros Sin Fronteras’

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La ONG denuncia los periodistas encarcelados por 'subersivos' y premia la 'ciberlibertad'
La ONG denuncia los periodistas encarcelados por "subersivos" y premia la "ciberlibertad"
La organización ha denunciado en su informe anual el ‘fuerte retroceso’ en los derechos de los profesionales de la información que trabajan en la red en cerca de 60 países. ‘A los Gobiernos les cuesta encontrar un equilibrio entre el derecho de los internautas a expresarse y los retos financieros y de seguridad’, afirma el escrito. Por otra parte, el disidente chino Huang Qi, detenido por ‘artículos subversivos’ hace cuatro años ha sido galardonado con el premio ‘Ciberlibertad’ de RSF
Reporteros Sin fronteras (RSF) sigue luchando por la libertad y la dignidad del los periodistas en los diferentes canales de comunicación. En esta ocasión. El informe anual presentado por la organización recoge y denuncia el acoso al que se ven sometidos muchos de estos informadores en el ejercicio de su profesión. Bajo el lema ‘Internet bajo vigilancia’, RSF ha analizado esta situación en más de 60 países y las conclusiones hablan de un ‘fuerte retroceso’ en las libertades de editores de páginas web y de periodistas digitales desde los atentados del 11-S.

El terrorismo, principal preocupación de los gobiernos a nivel internacional en estos momentos, ha provocado que se refuercen las líneas de actuación en materia de seguridad, y paradójicamente esta preocupación por la seguridad ha hecho que muchos periodistas vena limitadas sus libertades en su desarrollo laboral. "Hay cuatro países que encarcelan a sus ciudadanos cuando abordan en la Red algunos temas 'subversivos'’, afirma el informe, China (63 ciberdisidentes entre rejas, de los 72 detenidos en la actualidad); Vietnam (7); Islas Maldivas (3); y Siria (2).

Oriente próximo también se encuentra en el ranking de las zonas más conflictivas, y en más de un tercio del planeta la libertad de prensa brilla por su ausencia. Birmania, Cuba, Marruecos o Zimbague son algunos ejemplos. Haití, dónde murió el español Ricardo Ortega es otra de las zonas peligrosas. El periodista se encontraba precisamente haciendo un reportaje titulado ‘La vuelta al mundo de la libertad de prensa en 2003’.

También se hace referencia a la censura a la que se ven sometidas las publicaciones digitales debido a que ‘las dictaduras desarrollan tecnologías cada vez más sofisticadas para filtrar la Red". China y Vietnam también son "auténticos maestros en la materia", recoge el informe. "Asimismo, los regímenes saudí, iraní, tunecino y turkmeno bloquean el acceso a un abanico extremadamente amplio de sitios, que van desde la pornografía a las revistas independientes, pasando por las páginas que se refieren a las religiones prohibidas y a los Derechos Humanos",
"Algunos países adoptan una postura aún más radical", denuncia RSF, por ejemplo en Cuba, Birmania o Corea del Norte, "en lugar de invertir en costosos servicios de vigilancia reservan la utilización de internet para una ínfima minoría de su población".

Pero esta situación es extensible a los sistemas democráticos, que "también han ido recortando poco a poco las libertades individuales de sus internautas", aunque "Los objetivos son loables: luchar contra el desarrollo de los contenidos pedófilos en línea, colaborar en el desmantelamiento de las redes terroristas, proteger sus industrias culturales contra la piratería, etc..."
"Sin embargo, a los Gobiernos les cuesta encontrar un equilibrio entre el derecho de los internautas a expresarse y los retos financieros y de seguridad, que cada vez se imponen más", afirma, lo que produce que "en la mayoría de los regímenes democráticos, hoy internet se encuentra sometido a un régimen jurídico mucho menos protector de la libertad de expresión que el de los medios de comunicación tradicionales".

Por otra parte RSF ha entregado el premio Ciberlibertad al disidente chino Huang Qi, detenido hace cuatro años por haber publicado en un sitio web artículos considerados subversivos por el Gobierno de Pekín y de “incitación al derrocamiento del poder del Estado”. Por segundo año consecutivo la organización entrega este premio, que en la edición anterior recayó en el tunecino Zuhair Yahyaui, condenado a dos años de prisión por “propagación de noticias falsas” en Internet.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gaceta de Prensa

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.