www.gacetadeprensa.com

La posible reestructuración de Telecinco podría afectar también a puestos directivos

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Varios directivos podrían verse afectados por la reoganización de la cadena
Varios directivos podrían verse afectados por la reoganización de la cadena
La estrategia de saneamiento de la cadena privada podría afectar al director de Producción Propia, a quien se responsabiliza de contratos estrella para presentadores que actualmente no están en la parrilla, y al director del Departamento Técnico, el área más perjudicada por los planes de externalizar algunos servicios
La auditoría de la consultora PriceWaterhouse Cooper parece estar causando efecto en el organigrama de Telecinco que podría ser modificado en breve de acuerdo con la estrategia que el consejero delegado de la cadena de televisión, Paolo Vasile, y su presidente, Alejandro Echevarría, podrían acometer próximamente para sanear la empresa en vistas a su salida a Bolsa.

El primer paso fue tomar la decisión de externalizar algunos servicios, la mayoría de ellos dependientes del Departamento de Tecnología y Operaciones. En previsión de que éste será el comienzo de ajustes más severos, los empleados de Telecinco ya han empezado a movilizarse. Temen que a esta medida siga otra de no renovación de contratos temporales que desemboque, incluso, en un reajuste de plantilla.

Por el momento, al parecer, la reorganización de la plantilla de Telecinco incluirá también a puestos directivos. El nombre del director de Producción Propia, Pedro Revaldería, y el del Departamento de Tecnología y Operaciones, José Luis Romero, son los que más suenan en este reajuste.

Pedro Revaldería llegó a Telecinco en 2002, procedente de Antena 3, donde era codirector de Programación junto a Manuel Villanueva. Desde entonces, cometió algunos errores en la cadena de Paolo Vasile, como algún que otro producto fallido y la contratación a golpe de talonario de presentadores estrella que actualmente no aparecen en ningún espacio de la cadena.

En el caso de José Luis Romero, perteneciente a la plantilla de Telecinco desde su fundación, su insegura situación se debe a que el departamento que dirige, de Tecnología y Operaciones, es precisamente el que se verá más perjudicado por la primera medida que es segura en el saneamiento económico de la cadena de televisión: la externalización de algunos servicios, principalmente de carácter técnico.

En otro orden de cosas, el proceso judicial por el denominado Caso Telecinco podría reiniciarse el próximo verano.

El juicio quedó aplazado el año pasado por orden el Tribunal Constitucional, en virtud de la imposibilidad de juzgar a jefes de Gobierno en activo, en relación a la imputación del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Pero después de la derogación por parte del Tribunal Constitucional de Italia de la ley de inmunidad contra su primer ministro, el proceso puede comenzar de nuevo en España, lo que está previsto que ocurra a lo largo de este año.

El fiscal considera a los acusados del Caso Telecinco culpables de 17 delitos contra la Hacienda Pública, 6 de falsedad documental, uno de administración desleal y otro de otorgamiento de contrato simulado.

Entre los acusados españoles de este caso, figura Miguel Durán Campos, ex presidente de la ONCE y presidente de Telecinco entre 1990 y 1996, para quien el fiscal solicita una pena de 14 años de prisión y el pago de una multa por valor de 133 millones de euros. Junto a Durán se sentará en el banquillo Javier de la Rosa, que se enfrenta a una petición fiscal de 5 años de prisión y a una multa de 30 millones de euros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios