El papel digital, el futuro de la prensa mundial

El papel digital, el futuro de la prensa mundial

Elpais.com

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
La tecnología está unida en los últimos años a la comunicación como es el caso de la digitalización de la televisión o la radio. Ahora es el turno del formato papel, que en pocos años sufrirá una de las mayores transformaciones formales de la historia de la prensa, el denominado papel electrónico o digital. Dicho avance tendrá unas consecuencias directas, no sólo en prensa sino también en todo contenido plasmado en soporte papel, como es el caso de los periódicos y demás medios impresos.
La primera pregunta que debemos hacernos es porque el papel aplicado a la prensa aún no ha desaparecido, pues las ediciones digitales tienen multitud de características que las hacen más útiles que el sistema tradicional. No obstante antes de llegar a ser una sociedad “sin papel”, se debe establecer una red de comunicaciones digital, “fácil” de mantener. Sin embargo no debemos subestimar la rapidez de los cambios tecnológicos y su potencial de cambio. Estas nuevas tecnologías están transformando a nuestra sociedad.

El papel electrónico ya existe. Bell Laboratories (el departamento R&D de Lucent Technologies) y E Ink Corp. (una start-up de Cambridge, Mass) ya tienen un prototipo, el cual consiste en una serie de capas muy finas, de plástico, dispuestas una sobre de otra. Entre esas láminas se incluye un circuito electrónico, también de plástico, y la tinta, que cambia de color como respuesta a un campo eléctrico generado por el circuito. La tinta está hecha a base de un líquido acuoso con una alta concentración de microcápsulas de plástico transparentes. Cada microcápsula contiene partículas de titanio blanco cargadas eléctricamente, que están suspendidas en un aceite teñido de negro. Cuando a una de las láminas se le aplica un campo eléctrico, las partículas blancas se mueven hacia el lado de la microcápsula que nosotros vemos, y la superficie se ve de color blanco. Si el campo eléctrico es contrario, las partículas blancas se mueven en dirección opuesta, con lo que lo que se ve es una superficie negra.

Una de las ventajas más grandes del papel es la familiaridad cultural; el uso del papel está integrado a nuestra cultura. La inercia cultural asegura la existencia del papel por lo menos para las siguientes dos décadas. Pero tiene sus ventajas que lo hacen necesario para la sociedad. El papel es conveniente; es transportable y almacenable. El papel también es reciclable, así como disponible y económico; es flexible e increíblemente versátil. Es así como varios editores crean avances en tecnologías de publicación para producir ediciones de periódicos, revistas y libros.

Una de las principales desventajas del papel con relación al medio digital es su naturaleza física. La distribución de papel impreso, requiere una entrega física del producto y eso es un costo extra.

En segundo lugar, la base instalada de los usuarios de papel está en peligro de desaparecer en el tiempo. Según estudios la sociedad irá requiriendo poco a poco menos papel por miedo a que se deteriore y finalmente desaparezca. Finalmente, aunque el papel suele ser relativamente económico, sus precios suben de manera crítica, lo cual acelera el uso de medios digitales.

Este avance tiene unas ventajas inigualables, la primera se refiere al contraste, poseería un contraste magnifico desde cualquier ángulo al igual que el papel convencional. La segunda gran ventaja sería sobre la autonomía, tremendamente más alta que cualquier LCD del mercado, ya que sólo consume batería cuando cambiamos la "página". Todo esto es posible porque no consume cuando posee una imagen ya en el "papel" solo cuando hay que cambiarla.

Mucho se ha hablado durante los últimos años de la posibilidad de que, en un futuro no demasiado lejano, los periódicos y revistas tal y como los conocemos pasen a mejor vida, siendo sustituidos por sus homólogos digitales. Webs de noticias on-line, descargas de flashes informativos directos al móvil, lectura de la prensa diaria a través de la PDA, etc. A pesar de todo, existe un escepticismo bastante generalizado entre la gente de que esto se acabe realmente produciendo, puesto que siempre resulta más cómoda la lectura en el formato clásico. No obstante según Villada, el futuro es digital, es cuestión de soporte, pues sufrirá un cambio estructural como no ocurría desde la aparición de la prensa popular a finales del siglo XIX, pero la pregunta es ¿se producirá una nueva reconversión tecnológica en los medios impresos?.

La respuesta está en que los lectores interesados por un tema en particular (por ejemplo, informática) podrán comunicar este interés al periódico, el cual crea y adapta información especializada para ellos, transmitiéndola a través de los medios electrónicos. El “mix” publicitario también se elaborará en función de ese nicho de lectores y sus necesidades. La información podrá personalizarse más aún en función de la precisión con la que editores y anunciantes quieran enfocar sus contenidos. Las tecnologías de la información fomentarán las alianzas entre publicaciones, y compañías de informática en una convergencia de medios.

La práctica totalidad de los diarios del mundo occidental ha informatizado totalmente las fases de edición y pre-impresión, pero siguen enfrentándose todos los días a los obstáculos de la rotativa y de la difusión. Acierta el profesor Martínez Albertos cuando señala que "la tragedia actual del periodismo impreso es lo costoso y lento de su distribución, ejemplar por ejemplar". Los periódicos todavía están sujetos a las limitaciones espacio-temporales que supone transportarlos desde la rotativa hasta los diferentes puntos de venta. Pero con el papel digital estamos ante un producto elaborado con las más avanzadas tecnologías, cuyo proceso se ha digitalizado por completo, por lo que se distribuirá y comercializará de una forma totalmente revolucionaria y nueva, pues será mediante descargas a través de banda ancha o de las conexiones wi-fi ciudadanas.

El proceso afectará tanto a la imagen externa de los periódicos como a su sistema de producción. La cara externa de los periódicos se adecuará a los gustos y necesidades de la sociedad. Diagramación más atractiva, aumento de cuerpos e interlíneas, fotografías de mayor tamaño y espectacularidad, despieces, color, infografías y hasta un lenguaje periodístico más conciso, que propicia dos tipos de lecturas: una rápida para lectores con prisa y otra en profundidad para quienes demandan una información más analítica. Son periódicos concebidos no sólo para ser leídos, sino también para ser vistos; diarios en los que los lectores son simultáneamente espectadores.

Según los expertos estudiados, se puede decir que para la mayoría de los periódicos en soporte digital su inicio será simbólico, tímido, estático, expectante, testimonial, pero en poco tiempo la situación cambiará notablemente. No se tratará de la transformación de un medio impreso en una nueva publicación digital, sino de la aparición de un nuevo medio sin que desaparezca el original. Las empresas editoras de periódicos descubrirán, dos medios donde antes había uno.

Por otro lado, la existencia de un nuevo medio o sistema de difusión exige un cambio en los contenidos y modos de presentación del producto informativo. De la mano de Internet ha nacido una nueva forma de Periodismo, que además de buscar, analizar y describir la información, debe también enlazarla.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios