Sogecable solicita al Gobierno la emisión de Canal + en abierto

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Tras la noticia la compañía se revalorizó en bolsa un 1,45% cerrando en los 32,82 euros
Tras la noticia la compañía se revalorizó en bolsa un 1,45% cerrando en los 32,82 euros
El consejo de administración de Sogecable aprobó por unanimidad solicitar al Consejo de Ministros emitir en abierto 24 horas mediante la licencia que posee de televisión analógica y con la que ha operado hasta ahora Canal +. Argumentan que los intereses son “legítimos” y que están orientados a conseguir un mayor “pluralismo informativo”. La noticia provocó una revalorización en bolsa de la operadora
Si cuando el río suena es porque algo lleva dentro, el rumor de que Canal Plus podría llegar a emitir en abierto -si finalmente se le concede la demandada licencia televisiva- está cada vez más cerca. Sogecable ha realizado lo que desde hace meses se veía más que probable, la solicitud al Gobierno de la concesión de emisión en abierto de uno de sus canales más rentables, Canal +.

Lo ha hecho a través de una petición formal aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración de la operadora con el fin de modificar la licencia de televisión analógica obtenida en 1989.

Pretenden poder emitir en abierto las 24 horas del día, en ves de las seis horas actuales, argumentando la defensa de “intereses legítimos” con el fin de conseguir “mayor pluralismo informativo” al aumentar la oferta en el sector. Sin embargo, el anuncio no ha hecho más que hundir el dedo en la llaga de los que a comienzos de año alzaron sus voces en contra, como Antena 3 o Telecinco.

Según ha hecho público el presidente de Sogecable, Rodolfo Martín Villa, "la emisión en abierto supondrá un beneficio para el interés general y para las industrias de la comunicación, cinematográfica y del entretenimiento en España, favoreciendo el pluralismo informativo, la producción audiovisual, el sector de la publicidad y a todos los demás agentes que participan en esta industria". Subrayó que la solicitud del grupo de comunicación -participado por Telefónica (24%); Prisa (23,6%) y BBVA, Caja Madrid, El Corte Inglés y Vivendi- responde a un plan de negocio y admitió que la cifra de abonados a la televisión de pago ha bajado. Además aclaró que la petición “'está desligada de los proyectos del Gobierno”. “Todos los accionistas estaban sin duda a favor del acuerdo tomado, y falta a la verdad quien diga que esta casa es una empresa de Prisa o de Telefónica o de las dos”, dijo.

Una idea reafirmada por el consejero delegado de Sogecable, Javier Díez de Polanco, quien dijo de Prisa que “no pedimos nada que ya no tengamos; es decir, la licencia”. Calificó de “cínicas” las acusaciones de “favoritismo o amiguismo” por parte de ciertos grupos a favor de la empresa, de la que el Grupo Prisa es accionista. Recordó que “en la actualidad, ante las modificaciones que los avances tecnológicos han introducido en la televisión de pago, consideramos que ha llegado el momento de dar un uso más eficiente a esta licencia, en beneficio de nuestros accionistas, nuestros clientes y el mercado español en general”.

“Estamos ante un problema político inexistente, porque los ciudadanos tendrán más oferta. Es evidente que tendremos que competir por la tarta publicitaria, pero también por una manera de hacer televisión distinta, que quizá no tenga unos resultados económicos tan plausibles como el de otras cadenas”, señaló.

Por su parte desde el Ejecutivo prefieren no pronunciarse hasta tener los informes jurídicos “pertinentes”, según explicó el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, lo que será “prácticamente imposible” antes del Consejo de Ministros del viernes. "Hemos recibido la llamada del presidente de Sogecable comentándonos la decisión de su consejo de administración, pero no hemos recibido aún" la petición formal, explicó. "La estudiaremos con todo detalle y pediremos los informes jurídicos pertinentes", añadió el secretario de Estado, quien precisó que, "una vez" que el Ejecutivo los tenga, "se pronunciará".

La licencia obtenida por Canal +, con arreglo a la Ley de Televisión Privada de 1988, contempla la emisión en abierto de un máximo de 6 horas dentro de la televisión analógica. Tal y como informábamos desde “Gaceta de Prensa”, la empresa propietaria de Canal + y Digital + mejoró sus cuentas de junio a septiembre y disminuyó sus pérdidas hasta los 109 millones de euros, un 24,2% menos que el año anterior. La fusión entre los dos canales digitales contribuyó a incrementar la facturación en un 26,4%, aunque el descenso del número de abonados seguía preocupando a los inversores. En este sentido, Martín Villa explicó que se hará una oferta a los abonados para que "se pasen a Digital+", independientemente de que “nos autoricen o no a emitir las 24 horas en abierto”.

El consejero delegado de Sogecable dejó claro que los contratos 'premium' que mantienen, tanto para el fútbol como los programas cinematográficos, “seguirán en la plataforma de pago”, ya que no se pueden utilizar en abierto, y avanzó que se buscaría un nuevo nombre en el caso de que el Ejecutivo conceda la emisión en abierto.

La reacción fue inmediata en los mercados financieros, donde la compañía se revalorizó un 1,45% cerrando en los 32,82 euros. Tras esta subida y el poco más del 1% que habían ganado en la víspera, Sogecable sale de los número rojos y presenta una rentabilidad positiva en el año del 0,49%.

En el caso de Prisa, que es propietaria de un 23,639% del capital de Sogecable y, por tanto, su primer accionista, la evolución fue prácticamente igual. De entrada registró un retroceso del 2,17%, pero empezó a reaccionar al mismo tiempo que su participada y terminó en 16,27 euros, lo que supone una mejora del 1,06%. Prisa negoció 921.210 acciones por 14,83 millones de euros.

La plataforma controlada por Telefónica y el grupo Prisa incrementó su facturación un 26,4% hasta alcanzar 1.023, 4 millones de euros el pasado año gracias a la fusión entre Digital Plus y Vía Digital, frente a los 809,4 millones de euros de los nueve primeros meses del 2003. Además obtuvo un resultado de explotación antes de amortizaciones (ebitda) de 220,4 millones, un 94,8% más tras los 113,2 millones registrados entre enero y septiembre de 2003, mientras que el resultado operativo o EBIT alcanzó los 4,6 millones, frente a las pérdidas de 12,6 millones registradas en el mismo periodo del año anterior. En este periodo, el beneficio bruto ascendió a 81 millones. Los ingresos publicitarios ascendieron a 40,3 millones de euros, un 34,3% más respecto a los 30 millones de euros obtenidos en el mismo período de 2003, mientras que el resto de ingresos de la compañía, como la facturación a terceros de Audiovisual Sport (que gestiona los derechos de emisión de los partidos de fútbol de la Liga española), ha mejorado un 24,6% hasta situarse en 187,8 millones, respecto de los 150,7 millones de euros obtenidos en el mismo período del ejercicio 2003. Sin embargo, a pesar de las cifras los analistas estiman que a finales de año la deuda neta se situará en torno a 1.700 millones de euros, frente a los 1.535 millones de 2003, con lo que la idea de poder emitir en abierto sería una baza a favor para el grupo de comunicación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.