El hotel Hacienda Na Xamena propone el “lujo del mañana”

Diez experiencias únicas en el mejor lugar de Ibiza

Diez experiencias únicas en el mejor lugar de Ibiza
miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Situado en una de las últimas zonas intactas del mapa ecológico de Europa, al noreste de Ibiza, en el corazón de un amplio espacio natural preservado con una fauna y flora excepcionales, el hotel Hacienda Na Xamena se asoma al Mediterráneo desde un acantilado de 180 metros sobre el nivel del mar y con un litoral de 2 kilómetros rodeado por un bosque de pinos. Este magnífico 5 estrellas, considerado como uno de los mejores y más exclusivos alojamientos de Europa es mucho más que un hotel, es todo un mundo de experiencias y sensaciones. Estas son algunas de las que se pueden vivir en este lugar que se define como “alma de Ibiza”:

1.- Vivir en una nube. El Hotel Hacienda Na Xamena probablemente nació del amor de una nube y un acantilado, un día de buen clima, hace un poco más de cuarenta años... Desde la cima de este acantilado milenario, la naturaleza virgen, rica en olores exquisitos y con un ambiente con mucho encanto, quiso darse un momento de frescura seduciendo a esta pequeña nube. El concepto de hotel-nube ya existe y se descubre al penetrar en él, y va a seguir desarrollándose. Poco a poco, todo el hotel se declina en una nube blanca: muebles, diseño, colores y materiales.

2.- Sentir el “alma” de Ibiza. El Alma de Ibiza debe de estar cerca del cielo con un ambiente privilegiado, integrado en la naturaleza. Y para ilustrar este concepto, todo en el hotel está pensado para armonizar el exterior con el interior: patios, arcadas, galerías, plantas, arquitectura blanca y la entrada como en una gran finca ibicenca.

3.- Enamorarse con la puesta de sol. Desde cualquier de sus terrazas y piscinas, desde todas sus habitaciones o incluso desde su exclusivo spa se puede disfrutar de una de las más bellas puestas de sol sobre el mar esmeralda pincelado de blanco, el acantilado salvaje y la naturaleza envolvente. Solo hay que elegir como y donde disfrutarla: tomando una copa, recibiendo un masaje, escuchando música en vivo, en la intimidad de su jacuzzi privado...

4.- Comer la montaña. Es decir comer la naturaleza de alrededor, sus plantas aromáticas, sus olores, sus emociones. Apoyándose en el huerto ecológico de la Hacienda y en el uso de las mil hierbas aromáticas que los acantilados de Na Xamena ofrecen, la cocina tiene el sabor y la sencillez de la naturaleza circundante. Es también una cocina moderna y abierta a los ánimos de los comensales, al alma del chef y del lugar, a la calidad de los alimentos que llegan en el plato... Todo un arte que convierte el hecho de comer en una disciplina más sexy, más glamurosa, abriéndole paso a las ganas de disfrutar, al deseo del instante, a las pasiones de cada uno y a la exaltación de los sentidos. Hay cuatro restaurantes para elegir.

5.- Relajarse entre cascadas. Uno de los dos spas del Hacienda se llama “Cascadas Suspendidas” y su nombre no puede ser más adecuado. Se trata de un circuito de talasoterapia único en el mundo del bienestar, formado por ocho lagunas con agua de mar caliente en cascada, suspendidas en lo alto del acantilado que domina el mar. Maravillando los sentidos, garantizan una relajación profunda, de los pies a la cabeza. Se puede disfrutar solo, en pareja o en pequeños grupos, por lo que es mucho más divertido que la experiencia de un tratamiento de belleza tradicional en una cabina.

6.- Disfrutar la privacidad. Hacienda Na Xamena, que cada año acoge a personajes famosos del mundo del espectáculo, poderosos de la banca o gente de la nobleza internacional que buscan intimidad y confort, pero que también recibe a anónimos huéspedes que saben apreciar el buen gusto, el trato personal, el exquisito servicio y la dimensión humana de este lugar, ofrece lo que ha dado en llamar “el lujo del mañana”, un lujo de experiencias y de momentos mágicos a una hora de avión de cualquier ciudad de España.

7.- Aprender cocida de la mano de un gran chef. En un lugar especial, con un entorno de plantas y una naturaleza muy auténtica, Hacienda propone una nueva actividad muy lúdica, convirtiéndose en el “chef” del día, para compartir con su familia o sus amigos, las emociones de una cocina al aire libre con los mejores productos autóctonos. Hay dos opciones: el curso de cocina “Pica Pica”, basado en plantas aromáticas ibicencas, o el curso “Sabores del mar, Sabores Ibicencos” que se compone de platos esencialmente marinos y donde se cocina el bullit de peix. Las clases de cocina con los sabores del mundo, de la mano del chef francés Matthieu Savariaud, se degustan y explican junto a unas presentaciones prácticas donde pasar un bueno momento será el objetivo principal.

8.- Vivir y compartir actividades. Aunque alejarse unas horas del Na Xamena cueste trabajo, para quienes lo deseen, el hotel ofrece muchas posibilidades, que van desde traslados en coches de alta gama... o helicóptero, hasta paseos por los bosques con la sorpresa de un pic-nic preparado con todo detalle al final del camino. También travesías en su barco privado, deportes náuticos, clases de yoga y aquagym al aire libre en un entorno idílico, conciertos de música lounge en vivo...

9.- Habitar un paraíso privado. En el hotel hay 70 habitaciones y suites, cada una con una vista inolvidable al mar, jacuzzi privado también con vistas al mar y una ducha hammam. Todas las habitaciones están equipadas con un minibar, aire acondicionado, teléfono directo, televisión por satélite, Internet wi-fi gratuito, caja fuerte, espejo de maquillaje en el baño, secador de pelo... Las habitaciones Edén y Suites ofrecen al visitante un grato momento de exclusividad mientras contempla desde su mini piscina privada una magnífica puesta del sol.

10.- Pasear por el jardín botánico privado. La “Isla de los Pinos” tiene un nombre muy adecuado y afirma sutilmente su identidad olfativa. Por tanto, es natural que se encuentre en el hotel un jardín botánico que acaba de abrirse este año: un lugar fresco y sombreado con lianas y algas, completado con acuarios y paredes vegetales y donde ver, ori y oler el mar hace sentir el lujo del futuro: vivir y compartir experiencias únicas y originales. Hotel Hacienda Na Xamena es un lugar ideal para pasar las vacaciones de sus sueños.

Cuanto cuesta:
El hotel Hacienda Na Xamena dispone de distintas propuestas según el número de noches de estancia y el mes elegido. Por ejemplo su “Oferta entre el cielo y el mar” permite disfrutar de una escapada de 3 o 4 noches con desayuno buffet, relajándose en su SPA “Cascadas Suspendidas”, degustando una romántica cena en el restaurante y descansando en una glamurosa habitación doble estándar con jacuzzi y vista al mar desde 849 euros por persona.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gaceta de Prensa

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.