La inflación sigue muy elevada a pesar de la bajada de los precios en el mes de junio

Los empresarios demandan vincular los salarios a la productividad para relanzar la economía

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
El precio de los bienes de consumo en la provincia de Alicante ha registrado una ligera bajada de dos décimas porcentuales durante junio, lo que contrasta con la subida experimentada un año antes y ha supuesto una reducción de la tasa de inflación anual de tres décimas porcentuales, hasta el 3,1%. Con este dato, el ritmo de variación de los precios se equipara al la Comunidad Valenciana y se mantiene una décima porcentual por debajo del registrado para el conjunto de España, según resultados de la última encuesta del IPC (Índice de Precios de Consumo) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística.
La contención de los precios en junio se ha visto favorecida por un contexto de debilidad de la demanda interna, con un primer trimestre del año en el que su contribución al crecimiento agregado ha sido negativo (-0,6%); por una bajada del 7,6% acumulado del precio del barril de petróleo Brent durante los meses de mayo y junio; así como por la subida de tipos en abril por parte del BCE, motivada en la necesidad de reducir las tensiones inflacionistas.

Por grupos de productos, en la provincia de Alicante y durante los últimos doce meses se han producido bajadas significativas en el valor de compra de productos y servicios relacionados con el ocio y cultura (-1,9%) y la medicina (-1,1%); y subidas en el transporte (+8,2%), vivienda (+7,4%), bebidas alcohólicas y tabaco (+3,3%), alimentos y bebidas no alcohólicas (+2,4%), otros bienes y servicios (+2,7%), enseñanza (+2,4%), hoteles, cafés y restaurantes (+1,9%), y comunicaciones (+0,3%).

A pesar de la desaceleración que ha registrado la inflación en los dos últimos meses, ésta se mantiene por encima de los márgenes y objetivos establecidos por las instituciones gubernamentales. En el entorno económico europeo, las estimaciones reflejan un ritmo inflacionista elevado (del 2,7% para la zona del euro en junio y del 3,2% para la UE). En este contexto, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha optado por subir los tipos de interés otro cuarto de punto en los primeros días de julio, hasta el 1,5%, con el objetivo de favorecer la estabilidad de precios.

El índice general del IPC subyacente para España, que excluye el valor de los alimentos no elaborados y productos energéticos por su elevada volatilidad, ofrece signos de mayor estabilidad de los precios, con una subida del 1,7% durante los últimos doce meses. Este dato, más acorde al actual comportamiento de la demanda interna, junto con las medidas de la política monetaria adoptadas por el BCE y la previsión de moderación de la cotización de los productos energéticos derivados del crudo, posibilitan un comportamiento de contención a medio plazo de los precios.

La Confederación considera que la inflación no debe ser la referencia para la actualización salarial, dado que la subida de los precios está más vinculada en estos momentos a factores externos, como la evolución de los costes de la energía y la subida de impuestos, que a la propia dinámica de la demanda. COEPA cree que para que las empresas sean competitivas, los salarios deben vincularse a la mejora de la productividad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Gaceta de Prensa

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.