En España aumenta el consumo de televisión en la población aunque decae en los jóvenes

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Telecinco y Antena 3 ocupan la 6ª y la 8ª posición respectivamente en el ranking de las cadenas europeas más rentables
Telecinco y Antena 3 ocupan la 6ª y la 8ª posición respectivamente en el ranking de las cadenas europeas más rentables
Dos estudios presentados recientemente analizan el sector televisivo en España. Por una parte, el informe de Consumo de Medios en Europa 2004 revela que los españoles ven una media de 222 minutos por día de televisión, uno de los índices más altos registrados en Europa. Por otra, desde el Anuario de la Televisión de 2005 de GECA, se demuestra que los niños y los jóvenes menores de 25 años ven cada vez menos la televisión. El descenso demográfico y una programación poco adecuada a sus intereses son algunos de los motivos de la caída de esta audiencia juvenil
Según los datos del informe de Consumo de Medios en Europa 2004 revelados por MarketingDirecto.com, España es uno de los países que más televisión consume cada día. Nada menos que 222 minutos por día en el caso de los adultos y 146 en el caso de los niños, un balance sólo superado por Italia, Grecia y Reino Unido, pero no sólo eso, además es rentable.

Según este informe las cadenas españolas funcionan muy bien. Telecinco ocupa la sexta posición con 592 millones de euros en beneficios, en cuanto a las cadenas gratuitas más rentables, aunque queda a gran distancia de los 3.147 alcanzados por la cadena alemana RTL, que encabeza el ránking. Antena 3 ocupa la octava posición, con un beneficio en torno a los 540 millones de euros, y en cuanto a las televisiones de pago, Sogecable ocupa la quinta posición, con 935,5 millones de euros.

En radio, la Ser se sitúa como tercera emisora de radio europea más rentable con algo más de 190 millones de euros, sólo superada por el grupo francés NRJ, que lidera la lista y por el grupo RTL, que ocupa la segunda posición.

Además en el sector prensa, España es el quinto país en cuanto a número de puntos de venta de periódicos con 31.000 puntos en total y 2.500 con publicaciones internacionales. En los primeros puestos se encuentran Alemania, con 115.000 en todo el país, Reino Unido, Italia y Francia. También en esta posición nos quedamos en inversiones publicitarias, aunque hay que destacar que sólo el 40% de los diarios llegan a la población adulta, por lo que se destina menos de un tercio de las inversiones netas en publicidad, frente a los dos quintos de la televisión.

Sin embargo, y pese a que comparándonos con Europa, España aparece en puestos muy favorables, hay que señalar que no todos los españoles son arduos consumidores de televisión. Según se desprende del informe sobre consumo televisivo realizado por GECA, los niños y jóvenes menores de 25 años cada vez ven menos la televisión. Se ha pasado de un 22,8% de esta audiencia juvenil a registrar un escaso15,6%. Entre los motivos se encuentra un rápido envejecimiento de la televisión frente al universo demográfico, ya que si en la última década la proporción de niños y jóvenes ha decrecido en España en un 17,4%, el porcentaje se duplica cuando hablamos de baremos televisivos.

Por otra parte, el perfil de la audiencia también varía en función de la evolución sociológica. Así mientras el número de mujeres y hombres apenas varía en la última década (con un 49% y un 51% respectivamente), en el caso de la televisión, esta diferencia es inversa, ya que se ha aumentado la presencia femenina pasando de un 54,3% en 1996 a un 55,5% en 2005.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.