Prisa invierte 25 millones de euros en el diario francés “Le Monde”

miércoles 22 de octubre de 2014, 12:37h
Al conocerse la noticia las acciones de Prisa subieron un 0,57%
Al conocerse la noticia las acciones de Prisa subieron un 0,57%
Tal y como informamos desde “Gaceta de Prensa”, el grupo editor español va a participar en la ampliación de capital que necesita el rotativo para su supervivencia. La comunicación ya se ha hecho pública a la CNMV y la participación de Prisa en “Le Monde” se situará entre el 12,9% y el 14,8% del capital. . Según informa el grupo la aportación se realizará mediante desembolso directo y el canje de las acciones que el Grupo mantiene en la sociedad Presse Europe Regions, que gestiona varios diarios regionales en Francia. Por otra parte mantendrá su participación del 0,8% en la sociedad Monde Europe
La operación la destapó el diario económico francés “Les Echos” y desde “Gaceta de Prensa” hemos venido informando en las últimas semanas. Prisa estaba interesado en comprar una parte de “Le Monde”, uno de los diarios franceses más prestigiosos del país. Ahora se ha hecho pública la oferta mediante la cual tanto Prisa como el grupo de comunicación francés Lagardere, invertirán 25 millones de euros cada uno en el rotativo en quiebra. Con esta participación, Prisa se hará con un 14% del grupo francés que posee además varias revistas en el país vecino así como publicaciones de carácter regional.

Prisa y Lagardere también van a canjear sus respectivas participaciones en los diarios del "Midi" por títulos de Monde S.A. En él se encuentran las especificaciones de la operación, incluido un derecho de salida que podría ejercerse por ambas partes y forma parte del proceso de recapitalización del grupo mediático francés Monde SA. La intención es que "Le Monde" pueda ingresar entre 55 y 65 millones de euros, y afrontar un nuevo período que le saque del negro pozo en el que se ha metido.

De concretarse la operación, Lagardere se hará con un porcentaje entre el 15% y el 17% del capital de “Le Monde”, y Prisa, por su parte, con un porcentaje que ronda una participación entre el 12,9% y el 14,8%.

Un grupo industrial, cuyo nombre no se ha desvelado, debería aportar cinco millones de euros adicionales, precisa la misma fuente, al agregar que el diario italiano "La Stampa", accionista de los diarios del "Midi", entre los que se incluyen títulos como "L'Indépendant", “Midi Libre” y "Centre Presse", y propiedad del grupo automovilístico FIAT, aportará sus títulos al canje.

Además, la entrada de Lagardere está condicionada a acuerdos de cooperación en el ámbito publicitario.

Fuentes de Prisa se limitaron a recordar cuando se destapó la noticia las palabras del consejero delegado del grupo, Juan Luis Cebrián, que el pasado 18 de febrero afirmó que existían "conversaciones informales pero no negociaciones".

Su entrada en el grupo le llevaría a hacerse con la prestigiosa cabecera, pero también con los periódicos, revistas y publicaciones regionales que el grupo posee en Francia. Ahora se ha confirmado su entrada en el capital del grupo mediante el comunicado remitido oficialmente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Según informa el grupo la aportación de Prisa se realizará mediante desembolso directo y el canje de las acciones que el Grupo mantiene en la sociedad Presse Europe Regions, que gestiona varios diarios regionales en Francia. Por otra parte mantendrá su participación en la sociedad Monde Europe, uno de los accionistas externos del diario, y que supone ahora para Prisa un 0,8% de capital en “Le Monde”. El acuerdo está pendiente de su ratificación por el Consejo de Administración de la compañía y la firma de contratos definitivos.

Tal y como informamos desde “Gaceta de Prensa”, cuatro años de déficit consecutivos para el periódico francés “Le Monde” fueron la gota que colmó el vaso de sus editores en busca de nuevas salidas. Los resultados económicos presentados confirmaban esta hipótesis con unas pérdidas de 11 millones de euros. El pasado 2 de diciembre en vista de una situación, cuanto menos, angustiosa, sus editores plantearon una reducción de plantilla y la entrada de nuevos socios entre los que se barajaba la opción del grupo de comunicación Lagardére.

Necesitaban una inyección de capital de 50 millones de euros que devolviese el esplendor perdido a la que fuera una de las cabeceras más importantes de Francia, y que ahora arrastra una deuda de 130 millones. Según anuncia el grupo, Lagardere aportará 25 millones de euros en efectivo, su filial editorial Hachette Filipacchi Medias y su 10% en Les Journaux du Midi, de forma que pasaría a controlar el 15%. El resto correspondería a otros accionistas como el grupo editorial español o el italiano La Stampa.

A sus problemas financieros se unió la carta de dimisión del jefe de redacción del periódico, Edwy Plenel, ligado a sus filas desde hace una década. El periodista manifestó mediante un comunicado que ‘después de 10 años dedicado a la división editorial de nuestra comunidad, quería volver a los placeres simples del periodismo y la escritura’, y que a pesar de la petición del rotativo para que no cese el cargo, su decisión era firme. A este respecto, el nuevo director Gérard Courtois, señaló que se debía a "una divergencia de apreciación sobre la forma de recuperar las ventas", ya que quería que el periódico dejara de ser un vespertino y saliera a la venta por la mañana como el resto de los diarios.

Según informó la propia cabecera, el nivel de pérdidas de este ejercicio es de la “misma amplitud” que en el 2003, y para el director del rotativo, se debía a la fuerte pérdida de lectores y a una publicidad “siniestrada”.

"La única solución es reducir nuestros gastos. Por eso hemos abierto un plan de salidas voluntarias cuyo objetivo es disminuir en 90 personas el efectivo de periodistas, directivos y empleados de 'Le Monde' de un total de 750 personas. Sin hablar de un plan de salidas en preparación para los obreros de la imprenta y la sede", informa Courtois en una entrevista. De momento de los 335 trabajadores de la plantilla se han acogido al nuevo plan, unos 16, y para el nuevo director los asalariados de la empresa tendrán el 46% del capital.

A mediados de los noventa, Plenel y el presidente Jean-Marie Colombani emprendieron un proceso de modernización con éxito en el convirtieron el rotativo francés en punto de referencia para la élite política y literaria. Sin embargo el descenso de las ventas en los últimos meses, críticas editoriales, y una crisis en el sector de la prensa francesa, han provocado una grave crisis en sus filas. Courtois consideró que durante los últimos años la imagen de la publicación se ha deteriorado, y manifestó que debe "mostrarse tan sólido y competente como sea posible en el análisis y la puesta en perspectiva".
“Le Monde”es el primer diario de Francia, con una tirada diaria superior a los 450.000 ejemplares, por delante de “Le Figaro”, aunque en los últimos quince meses ha perdido más de 17.000 lectores diarios En un intento de reflotar las ventas, lanzó recientemente un suplemento de fin de semana, “Le Monde2”, que no consiguió los resultados esperados.

Tras conocerse la noticia, las acciones de Sogecable protagonizaron el 7 de marzo la segunda mayor subida dentro del Ibex-35 al revalorizarse el 2,03% y las de Prisa subieron el 0,57%
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.