El alcohol está presente en un tercio de los accidentes mortales y multiplica por 9 las posibilidades de sufrir o provocar un accidente

CEA aconseja cómo viajar en Navidad: Al mal tiempo, mejor conducción

CEA aconseja cómo viajar en Navidad: Al mal tiempo, mejor conducción

El 4,5% de los accidentes por mala meteorología se atribuyen al viento y el 3,4% de los accidentes a la niebla

Coincidiendo con la celebración de las fiestas navideñas aumenta de manera significativa el número de desplazamientos, tanto de corto como de largo recorrido. Desde el viernes 23 de diciembre y hasta el próximo domingo 8 de enero de 2012, la Dirección General de Tráfico ha anunciado que hay 15,7 millones de desplazamientos previstos durante estas fechas.
Hielo, lluvia, nieve, granizo y poca visibilidad, es con lo que se suelen encontrar los conductores durante estas fechas, en las que los desplazamientos por carretera son inevitables por las reuniones familiares y las vacaciones de Navidad.

Los automovilistas son los grandes afectados de las inclemencias meterológicas en carretera. Desde CEA ofrecemos una serie de consejos sobre cómo superar las adversidades en la conducción durante la época más fría del año.

La Navidad, una época de mayor accidentalidad
Además de tratarse de fechas complicadas por el invierno, la Navidad es propicia para celebraciones. CEA recuerda a los conductores que vayan a viajar por carretera que además de tener las debidas precauciones de seguridad vial pongan especial atención en no tomar bebidas alcohólicas.

El alcohol está presente en un tercio de los accidentes mortales. Hay que poner mayor cuidado en los trayectos cortos y nocturnos. Un total de 58 personas fallecieron en accidentes de tráfico ocurridos en las carreteras de España durante las vacaciones navideñas del pasado año.

Cómo conducir con mal tiempo
Viento: El 4,5% de los accidentes por mala meteorología se atribuyen al viento.

Cuando el viento sopla excesivamente fuerte, se debe aminorar la velocidad del vehículo y sujetar con firmeza el volante, especialmente si se está adelantando a un vehículo de gran tamaño. En estas situaciones, mantener un elevado número de revoluciones en el coche para que la fuerza del motor ayude a mantener la trayectoria.

Lluvia: Siete de cada diez accidentes con mal tiempo tienen lugar con lluvia.

El coche puede producir el llamado efecto aquaplaning, que es uno de los más peligrosos (deslizamiento y descontrol del coche). Si se ha producido, levantar suavemente el pie del acelerador y sujetar con fuerza el volante, pero nunca frenar.

Niebla: conlleva el 3,4% de los accidentes con mala climatología.

Al igual que con la lluvia, la niebla es un gran impedimento para una conducción segura. Lo primero que se debe hacer al circular por una zona de bancos de niebla es aumentar la distancia de seguridad, reducir la velocidad, encender las luces antiniebla y circular fijándose, principalmente, en las líneas de la carretera.

Nieve y hielo: son responsables del 3,1% de accidentes en condiciones adversas.

Al pasar por una placa de hielo, levantar suavemente el pie del acelerador, no frenar, dirija el volante hacia el lado a donde se va la parte trasera del coche. Si el vehículo tiene ABS, el sistema actuará de forma que la pérdida de control sea menor.

Para circular por carreteras nevadas es imprescindible el uso de cadenas. Circular, si las hay, por las roderas que hayan dejado con anterioridad otros vehículos. En caso de descendimiento por pendientes, hacerlo a velocidad muy reducida y utilizando el freno lo menos posible, juegando con una velocidad corta que retenga el coche.

Reglas básicas de la conducción en invierno
• Estudiar el trayecto con antelación y conocer rutas alternativas, dónde comer, repostar e incluso dónde dormir.
• Informarse adecuadamente de las condiciones meteorológicas y de la situación de la ruta elegida. Valorar la necesidad y evitar en la medida de lo posible los desplazamientos por carretera en las zonas afectadas por nieve.
• Circular por carreteras nacionales y en horas diurnas, en vía desdoblada, circular por el carril derecho. Evitar viajar por la noche por carreteras secundarias.
• Atención a las indicaciones de la señalización de la carretera y la información de los paneles de la vía.
• Mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente. No adelantar, salvo que se trate de vehículos extremadamente lentos y que se disponga de amplio espacio libre al frente.
• Utilizar correctamente el alumbrado. Si la lluvia, la niebla o la nieve reducen la visibilidad, es imprescindible encender el alumbrado de cruce y el específico de niebla.
• En caso de detención del vehículo hacerlo siempre fuera de la calzada o en el arcén.

Las cadenas, imprescindibles
Leer atentamente las instrucciones antes de instalar las cadenas en el automóvil. Como norma general se deben seguir siempre las instrucciones de uso del fabricante que vienen en cada juego de cadenas. Así mismo, se deberán seguir las indicaciones que vienen en el manual de servicio del automóvil.

Con las cadenas instaladas, el funcionamiento del vehículo puede variar por tanto: hay que evite frenar y acelerar bruscamente, nunca circular a más de 50 km/h ni por terreno sin hielo o nieve.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.